Un momento de la presentación de los módulos de Son Tous este jueves. | Jaume Morey

10

La Policía Nacional está finalizando las nuevas instalaciones en el antiguo cuartel de Son Tous para convertirlo en un punto de recepción temporal de la inmigración ilegal. Se prevé que este espacio pueda acoger hasta 300 migrantes que lleguen a las costas mallorquinas. El equipamiento estará listo, previsiblemente, a finales de julio, y solo se utilizará en caso de una entrada masiva que no sea posible atender en las instalaciones habituales.

El espacio cuenta con 15 módulos para acoger, en cada uno de ellos, a un máximo de diez personas (150 en total). Se separará por sexos, y habrá una celda en concreto para casos vulnerables. En caso de que la ocupación sea extrema, también estarán habilitadas algunas tiendas de campaña equipadas para acoger a otras 150 personas.

El Jefe Superior de Policía en Baleares, Gonzalo Espino, ha explicado durante la presentación de los pabellones que la duración máxima de estancia será de 72 horas, hasta la apertura del correspondiente expediente de devolución. El cuartel de Son Tous también cuenta con módulos de servicio para ONGs, Policía Científica, asistencia letrada (abogados) y para Extranjería.

«Era necesario tener un espacio así porque no teníamos la suficiente capacidad», ha recordado Espino, quien también ha opinado la necesidad de que «todas las personas que lleguen de manera ilegal puedan estar atendidas de forma digna». La Policía Nacional prevé una temporada «caliente» en la llegada de pateras a las costas baleares, con cifras muy parecidas al resto de años.