La consellera Rosario Sánchez.

0

El Govern balear ha puesto en marcha por vigésimo quinto año consecutivo la campaña de asistencia para hacer la declaración del IRPF, que presta servicio a los residentes en 35 municipios de Mallorca y Menorca donde viven aproximadamente el 15 % de los contribuyentes. Según ha informado la Conselleria de Hacienda, este servicio de atención presencial, que requiere de la solicitud de cita en el teléfono 971767676 o la web www.atib.es, es un complemento al de la Agencia Tributaria estatal, que ofrece el suyo a los residentes de toda la isla de Ibiza, los grandes municipios de Mallorca y los pueblos vecinos de éstos y Mahón y los municipios adyacentes.

Los municipios cubiertos por la Agencia Tributaria estatal agrupan aproximadamente al 85 % de los contribuyentes del archipiélago, mientras que el servicio Renda Àgil del Govern cubre a los ciudadanos de Alaró, Alcúdia, Algaida, Andratx, Capdepera, Ciutadella, Felanitx, Formentera, Pollença, Porreres, Santayí, Santa Margalida, Ses Salines, Sineu, Sóller y Valldemosa, poblaciones donde habrá puntos de atención. A estos centros de asistencia podrán acudir también los residentes en Ariany, Artá, Banyalbufar, Campos, Deià, Escorca, Es Migjorn Gran, Esporles, Estellenchs, Ferreries, Fornalutx, Lloret de Vistalegre, Maria de la Salut, Montuïri, Muro, Sant Joan, Santa Eugènia, Sencelles y Son Servera. La consellera de Hacienda, Rosario Sánchez, ha destacado que desde la puesta en marcha de Renda Àgil en 1997 se han tramitado a través de este servicio de asistencia al contribuyente casi 860.000 declaraciones y se han llevado a cabo 720.000 atenciones presenciales.

El año pasado se tramitaron por esta vía 3.744 declaraciones del Impuesto de la Renda de las Personas Físicas (IRPF). Este miércoles se ha abierto el servicio para la solicitud de citas, que se concederán desde el 1 de junio hasta el día 30 del mismo mes, último para presentar la declaración. La consellera de Hacienda ha recomendado «que la gente se repase todas las deducciones autonómicas, que están colgadas de la página web», y ha recordado que este año se ha subido un 10 % el límite para el acceso a las deducciones autonómicas como las de alquiler de vivienda habitual, compra de libros de texto o estudios fuera de las islas. Respecto al hecho de que Baleares sea una de las regiones con menos deducciones autonómicas, Sánchez ha asegurado que se han ido recuperando algunas desde 2015 y que están «en permanente revisión».