La presidenta del Govern, Francina Armengol, en una imagen de archivo en el Parlament.

5

La presidenta del Govern, Francina Armengol, ha asegurado este martes que el líder de Vox, Jorge Campos, no solo es «xenófobo» sino que además rechaza a los pobres, por lo que manifiesta también su «aporofobia». «Cuando habla de inmigrantes me habla de los vulnerables y los pobres, nunca de los ricos que vienen a vivir a esta Comunidad Autónoma», ha afirmado Armengol en un debate en el pleno del Parlament en el que Campos la ha denominado «señora mentiras».

El portavoz parlamentario de Vox ha acusado a Armengol de generar un efecto llamada de inmigrantes ilegales en pateras que son la causa directa del incremento de la «delincuencia y la inseguridad», y ha sostenido que el año pasado la inmigración irregular aumentó respecto a 2020 un 370 %. La realidad es que en 2021 llegaron a Baleares 161 pateras con 2.343 inmigrantes irregulares, casi un 44 % más de embarcaciones y un 60 % más de personas que el año previo, cuando fueron interceptados 1.464 inmigrantes llegados en 112 barcos, según los datos recopilados por Efe. «Basta de mentir cobrando un sueldo público», ha recriminado Armengol a Campos, a quien ha pedido más trabajo en lugar sembrar «odio y mentira».

Armengol admite el atraso en I+D+I

Por otra parte, la presidenta del Govern ha admitido que Balares es de las regiones españolas con menos inversiones en investigación, desarrollo e innovación (I+D+I), pero ha destacado los esfuerzos llevados a cabo durante su mandato para superar esta situación. En respuesta a una pregunta en el pleno del Parlament del portavoz de El Pi, Josep Melià, que ha reprochado al Govern el atraso de las islas en el impulso de las nuevas tecnologías y la innovación a pesar de sus promesas, Armengol ha remarcado los avances logrados en los últimos siete años. La presidenta ha puesto de relieve el incremento de las becas para investigadores, las «políticas de retención de talento», la elaboración de una Ley de Ciencia, la ampliación del Parc Bit de Mallorca y la creación de centros para empresas tecnológicas en Menorca e Ibiza, y la asesoría a las empresas para facilitar su acceso a convocatorias de ayuda estatales.

Además, ha negado que haya problemas de gestión de los fondos europeos por falta de personal y dispersión de las competencias en varias conselleries, como ha criticado Melià, que ha detallado que la Dirección General de Innovación solo cuenta con un técnico. El diputado regionalista ha señalado que donde más tiene que mejorar Baleares es en incentivar la inversión privada en I+D+I, un aspecto que, a su juicio, no se aborda de forma eficiente en la Ley de Ciencia.