Alcúdia es uno de los pueblos más bonitos de España. | Pere Bota

3

La Asociación de Pueblos Más Bonitos de España ha lanzado una nueva página web y una aplicación para móviles para promocionar «la gran riqueza natural y el patrimonio» de sus 105 pueblos», entre los que se encuentran Alcúdia, Fornalutx y Pollença, representantes de Baleares. Con estos dos proyectos, uno de ellos centrados en el desarrollo de una nueva aplicación móvil, llamada «Village card», se pretende acercar «mucho más» los pueblos de la red nacional a los visitantes, tanto nacionales como internacionales, con el fin de que conozcan la riqueza natural y patrimonial del mundo rural y preparen mejor sus viajes a estos lugares.

Desde esta asociación han señalado en una nota que su página web es uno de los portales más visitados de la red dedicados al turismo rural, ya que aglutina millones de visitas, como ha comentado el presidente de la entidad, Francisco Mestre. Ha manifestado que los seguidores demandaban una aplicación móvil que pudiera comunicarse con la web y un espacio propio dentro de esta «app» para cada uno de los visitantes, donde pudieran llevar la cuenta, por ejemplo, de los pueblos ya visitados o poder saber qué fiestas y eventos se van a celebrar en estos lugares, entre otros. Con esta iniciativa, desde la asociación pretenden seguir promoviendo el turismo en el mundo rural, de manera que los consistorio y la entidad actualicen la información relevante y detallada de sus recursos turísticos, su oferta hostelera y hotelera, su historia, la gastronomía y las fiestas de cada pueblo.

La nueva aplicación, que es gratuita, puede descargarse a través de dispositivos Android e IOS, o directamente desde la web de la asociación. Cada ficha de los pueblos de la red nacional de la entidad permite marcar contenidos como «Favoritos», integrarse con el navegador GPS de Google, compartir el contenido en redes sociales o enlazar directamente a la página web del ayuntamiento. Las dos acciones desarrolladas por la entidad se han llevado con una inversión en torno a 30.000 euros y el apoyo de la Secretaria de Estado de Turismo.