La Agencia Estatal de Meteorología prevé para este domingo temperaturas lleguen hasta los 37 grados en el interior y nordeste de la Isla. | Archivo

2

Mallorca ha alcanzado este sábado máximas de 35 grados, unas temperaturas inusuales para esta época del año. La Agencia Estatal de Meteorología ha detallado en sus redes sociales que Binissalem y Sineu han sido las zonas de la Isla en la que se han registrado las máximas más elevadas, con 35 y 34 grados respectivamente. En Palma, Llucmajor, Porreres y Petra también se han vivido momentos de mucho calor con hasta 33 grados, mientras que en Sóller y en Banyalbufar no se han superado los 26.

De cara a este domingo ocho provincias españolas estarán en riesgo por calor, y algunas incluso rozarán los 40 grados. En el caso de Baleares, la Aemet prevé máximas de hasta 37 grados tanto en el interior como en el nordeste de Mallorca y ha activado la alerta amarilla. Respecto al cielo se espera que sea poco nuboso o despejado y puede haber polvo en suspensión. Las temperaturas nocturnas, por su parte, se mantendrán con pocos cambios. El viento será flojo del este girando a componente sur, con brisas costeras.

Desde el jueves la Isla está viviendo un calor un sofocante, ya que desde ese día el termómetro ha superado los 30 grados en muchos puntos. La delegada de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en Baleares, María José Guerrero, ha señalado que se están alcanzando unos de los valores más altos desde que hay registros. «Es una temperatura anormalmente alta para un mes de mayo», ha manifestado. Eso sí, a partir del martes se prevé un cambio de tiempo con probables precipitaciones.