La pradera de posidonia de Illetas. | Fundació Marilles

3

El Grup d'Ecologia de Macròfits Aquàtics del Centre d'Estudis Avançats de Blanes y la Fundació Marilles han publicado este viernes los resultados de un estudio que señala que la pradera de posidonia de Illetes, en Calvià, tiene más de 2.300 años.

El muestreo se realizó en cala Comtessa (Illetes) y en la cala de Portals Nous. Los resultados indican que la posidonia de Illetes tiene 2.355 años y un crecimiento estimado de 0,5 milímetros al año.
El volumen de dióxido de carbono almacenado por cada hectárea de posidonia de 1 metro de grosor es de unas 1.600 toneladas, una cantidad equivalente a lo que emiten mil coches al año. Se calcula que los 650 kilómetros cuadrados de posidonia en Balears absorben cada año el 7 % de las emisiones de las Islas.

El estudio ha sido presentado este viernes por su director, Miguel Ángel Mateo, la colaboradora Núria Marbà y el director de la Fundació Marilles, Aniol Esteban, quien ha destacado que "la posidonia es un auténtico chollo: mejora la calidad del agua, protege la costa y los recursos pesqueros, ayuda a regular el clima y favorece la biodiversidad. Los servicios que ofrece son básicos para el turismo, la náutica y la pesca. No somos conscientes de hasta qué punto la economía y el futuro de Balears están ligados a la posidonia".

Un estudio de la Fundació Marilles valoró en 2019 los servicios que presta la posidonia en Balears en 622 millones de euros, sin contar la protección pesquera y la conservación de la biodiversidad.