La viruela del mono es una enfermedad procedente de África. | Efe

18

El Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas están valorando si deben vacunar de la viruela a los contactos estrechos de los casos que se vayan confirmando de la nueva viruela del mono. Y es que pese a que la mayoría son de afectación leve, «se pueden producir complicaciones, como con cualquier enfermedad vírica», ha señalado la consellera de Salut, Patricia Gómez. «Se pueden desarrollar síntomas respiratorios que puedan requerir ingreso hospitalario, por lo tanto estamos atentos a ver cómo evoluciona, nadie lo ha requerido pero no se descarta nada», ha añadido.

De momento en Baleares no se ha detectado ningún caso «pero podría cambiar», ha señalado la titular de Salut. Aún así, Gómez ha hecho «una llamada a la calma», en el sentido que sólo se han confirmado casos en Reino Unido, Portugal y Madrid, si bien es cierto que hay más sospechas tanto en la capital, como en Canarias.

Noticias relacionadas

«De momento vemos que la propagación no es como la de otras enfermedades que han ido más rápido», ha incidido. El Ministerio realizó ayer un protocolo de detección y de cómo actuar frente a una sospecha «que ahora se está difundiendo entre nuestros profesionales para que estén alerta, como con todas las enfermedades infecciosas», ha señalado.

Como la viruela es una enfermedad que se erradicó hace años por lo que la vacuna dejó de suministrarse en los años 80. El suero que se baraja suministrar ahora sería para otro tipo de viruela, algo más específica, «que sí parece que podría tener inmunidad frente a ésta». Queda por confirmar, según la opinión de los expertos, si hay que suministrarla en los contacto estrechos señalados. «En cualquier caso se trabaja con el Ministerio y las otras comunidades para ver cómo avanza», ha añadido la consellera.