Las tres modelos posando para la campaña de GC Aesthetics.

16

Tres mujeres que han perdido el pezón tras pasar por un cáncer de mama protagonizan la campaña Happy to be censored para una conocida empresa de implantes mamarios. Con esta imagen se ríen de la censura que recibirán por parte de Instagram cuando recuperen su pezón con la prótesis. El proyecto ha sido producido por Besweet y dirigido por la mallorquina y realizadora Antonina Obrador (Felanitx, 1986).

«El concepto de la agencia era muy claro, y eso te hace más fácil el trabajo. Mi objetivo era preservar el mensaje, que era como dar un giro a la censura de Instagram y reivindicar, desde un punto divertido e irreverente, que hay mujeres a las que no se las puede censurar porque no tienen pezón», expresa Obrador.

El rodaje, cuenta la realizadora, duró un día. «Ha sido uno de los trabajos publicitarios más bonitos que he hecho nunca. Son personas reales que han pasado por un cáncer de mama y muestran su cuerpo, por lo que nuestro trabajo, en esto, es ser muy respetuosas, tanto a nivel de rodaje como en el resultado final».

La realizadora Antonina Obrador.

Filosofía

La filosofía que sigue Antonina en su ámbito laboral es que «no solo el resultado importa, sino que lo necesario es que sea un trabajo agradable. Es un caramelo cuando te toca un proyecto así de creativo y potente», asegura. Así se sintió en esta campaña para la empresa GC Aesthetics, que, a través del vídeo, ya disponible en internet, ha querido mostrar, con humor e ironía, una nueva opción estética y de salud para las mujeres.