El acusado acepta una condena de cuatro años de cárcel. | Alejandro Sepúlveda

3

El patrón de una patera que llegó a Baleares en septiembre ha sido condenado este martes a cuatro años de cárcel, la pena más alta impuesta hasta ahora contra un responsable de la oleada de pateras. El acusado aceptó, tras un acuerdo entre la Fiscalía y su defensa que guió una embarcación desde Argelia hasta Formentera en la que iban 13 inmigrantes. Todos ellos habían pagado entre 1.000 y 1.300 euros por el trayecto.

La Fiscalía, que reclamaba seis años en su acusación inicial, destacaba en su calificación el riesgo que supone la travesía en una embarcación con un solo motor. Esta es la segunda condena que se produce en lo que va de mes contra patrones de pateras. Ambas llegan tras acuerdos entre el Ministerio Público y las defensas, aunque con resultados muy distintos.

El pasado día cinco, los patrones de una embarcación que también había llegado a Formentera el once de febrero de este año con ocho pasajeros. En ese caso, el pacto con la Fiscalía supuso un año de cárcel y se suspendió el ingreso en prisión. El tribunal, de oficio impuso como condición que ninguno de los dos acusados se acercara a Baleares en el plazo de dos años.