Imagen de archivo de una manifestación por el Día de la Mujer en la que se pedía el aborto libre y gratuito.  | M. À. Cañellas

13

Un total de 2.950 adolescentes de hasta 19 años han interrumpido su embarazo de forma voluntaria en Baleares desde 2011. La cifra, recogida en el protocolo de notificación obligatoria de Salut Pública, incluye dos franjas de edad: menores de 14 años y de 15 a 19, por este motivo se estima que fueron más de 2.500 las menores de edad que han abortado desde entonces y hasta 2020, fecha del último registro. De media se realizan 284 interrupciones del embarazo en menores de 19 años anuales, lo que supone poco más del 9 % del total anual.

La cifra es relevante en cuanto a que la gran mayoría ahora no necesitará de un permiso paterno. Así lo recoge el borrador de la modificación de la ley 2/2010 del aborto que aprobará hoy el Consejo de Ministros para iniciar la tramitación parlamentaria. De hecho, la directora del Instituto de las Mujeres, María Antonia Morillas, mantuvo un encuentro con el Govern, personal técnico de gestión del aborto y asociaciones de mujeres de Balears el pasado octubre. El objetivo era recoger aportaciones en aspectos como la estrategia de salud sexual y reproductiva, la objeción de conciencia y la autorización de aborto entre los 16 y los 18 años.

En 2020

Si se observa el último ejercicio analizado, en las Islas abortaron 2.843 mujeres, de las que ocho tenían menos de 14 años. En este aspecto todas las menores de esta edad vivían con sus padres y la mitad no utilizaron ningún método anticonceptivo en sus relaciones. Otras 255 chicas de entre 15 y 19 años también interrumpieron un embarazo de forma voluntaria. En quince casos ya tienen al menos un hijo, lo que supone el 5,9 % del grueso, según recoge el informe. Y 25 de ellas, casi el 10 %, habían abortado anteriormente. En esta misma franja de edad la gran mayoría (193) vive con sus padres, mientras que 31 lo hacen con su pareja, 17 solas y en catorce 14 casos con otras personas. En este grupo hubo 76 jóvenes que se quedaron embarazadas por no usar un método anticonceptivo. Paralelamente a la ley estatal, el Govern balear quiere desarrollar un Plan de Conciliación y Corresponsabilidad de las Islas en el que se plantea financiar las escuelas mañaneras para escuelas públicas y concertadas, así como escuelas de Navidad, Pascua y verano.