Francina Armengol e Iago Negueruela, durante la rueda de prensa. | CAIB

52

Baleares cerró «el mejor abril laboral de su historia» -en palabras de la propia Francina Armengol- con 518.282 afiliados a la Seguridad Social, lo que significó la creación de 82.256 puestos de trabajo. La tasa de paro, del 7,5 %, ha alcanzado el mínimo histórico de los últimos 14 años y es la tercera más baja de la historia con 41.915 desempleados. El archipiélago encabezó así creación de empleo y bajada del paro en España en un mes en que la Semana Santa acabó jugando un papel crucial para acelerar el ritmo de contratación.

La presidenta del Govern fue la encargada de dar a conocer estas cifras en el Consolat de Mar junto a Iago Negueruela, quien ya vaticinaba la semana pasada unos datos positivos al relativizar los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA). Flanqueada por el propio conseller de Model Econòmic y el director general de Treball, Llorenç Pou, Armengol ha confirmado que son «cifras históricas» que sitúan a Baleares como líder indiscutible en la creación de empleo en España. «Hemos cerrado este ciclo negativo que tanto hemos sufrido», ha señalado la presidenta en alusión a estos dos últimos años marcados por la pandemia.

Así, la variación interanual en creación de empleo es del 20,2 %, lo que significa que las Islas generan más del doble de ocupación que la segunda comunidad más activa en ese sentido, Canarias (8,5 %) y hasta cuatro veces más que España de media (5 %). Es decir, que uno de cada cuatro puestos de trabajo creados en abril ha sido balear. «La recuperación económica que estamos teniendo es sólida», ha afirmado Armengol para reivindicar que no solo se está liderando el crecimiento estatal en ocupación, sino también en salarios. «No volvemos al escenario de 2019, sino a un escenario mejor», ha aseverado. El sector de la hostelería, por otro lado, ha sido uno de los grandes artífices de esta reactivación con este arranque anticipado de la temporada turística: por primera vez en la historia supera los 100.000 puestos de trabajo.

Noticias relacionadas

La clave de esa mejora, han incidido tanto Armengol como el conseller, ha sido una reforma laboral que ha tenido un impacto especial en el archipiélago: 8 de cada 10 contratos firmados en el mes de abril son indefinidos, lo que sitúa la tasa de este modelo de contratación en el 80% (la media estatal es todavía del 48 %) y voltea la tortilla con respecto a la situación de hace un año, cuando era la contratación temporal la que ostentaba ese porcentaje y la indefinida se quedaba en el 20 %. «La pauta de contratación se ha girado en un año, o mejor dicho en tres meses, que es el tiempo que tiene la reforma, y por ello hay que dar la enhorabuena a nuestras empresas porque el hecho más diferencial es la calidad del empleo», ha destacado Negueruela.

«Se demuestra que el empleo que se crea no tiene por qué ser precario», ha señalado el conseller para destacar que la población juvenil es uno de los sectores más beneficiados, puesto que «los jóvenes eran hasta ahora los más penalizados por la temporalidad». La subida interanual en la contratación de los menores de 25 años ha sido del 37 %, la más alta entre todas las franjas de edad.

Por otro lado, la caída del paro fue del 48 %, muy por encima del 22 % de media estatal. La tasa de desempleados, del 7,5 %, ya es menor que la del 2019 en el mismo mes y el Govern espera que en los meses de verano de mayor actividad, julio y agosto, se pueda alcanzar la tasa histórica del 5 %. Ahora, subrayó Armengol «queda seguir trabajando para poder dar empleo a todas las personas que siguen en el paro».