W
0

Los amantes del aceite con denominación de origen de Mallorca y los turistas más curiosos se han dado cita en la Plaça Major, que esta sábado por la mañana ha acogido la segunda edición de la Fira de l'Oli de Mallorca, organizada por el Consell Regulador de la DOP Oli de Mallorca, en colaboración con la Conselleria d'Agricultura Pesca i Alimentació y el Ajuntament de Palma.

A las 10 de la mañana las 13 paradas de la feria, de Oli Verderol, Reis de Mallorca, Aubocassa, Son Catiu, Sa Cadernera, Oli Solivellas, Treuer, Oli de Son Matge, DOP Oli de Mallorca, Fet a Sòller, Son Mesquidassa, Es Verger y Llucia Magraner, se han abierto al público. En ellas han encontrado un gran surtido de variedades de aceite con denominación de origen protegida y productos relacionados, como olives senceres, trencades y fonoll marí de Son Mesquidassa, bombones de chocolate de Narez&Cuart con aceite picual de Sa Cadernera, crema d'oliva negra y alioli Fet a Sòller, o joyas en madera de olivera y plata, de la artesana Llucia Magraner.

Como la flauta de Hamelin, la música de la Escola de Música i Dansa de Mallorca ha atraído tanto a numeroso público local como a centenares de turistas, que han aprovechado la soleada mañana para pasear por el centro de Ciutat. En la plaza se han dejado embaucar por las degustaciones de aceite local y ecológico, de máxima calidad y los llamativos productos elaborados en las fincas mallorquinas. La Escola de Música i Dansa de Mallorca ha comenzado a tocar y ensayar a las 11 de la mañana y, a las 12, ha ofrecido un mostra de ball.