Alumnos de Educación Secundaria durante una clase. | Efe

3

PLIS. Educación por favor y Sociedad Civil Balear (SCB) lanzaron en febrero una campaña informativa a las puertas de los colegios para que los padres conocieran el deber de impartir el castellano en al menos el 25 por ciento del horario lectivo y en una asignatura troncal, que ha registrado más de 120 peticiones formales en este sentido. Según han explicado ambas plataformas, estas solicitudes van dirigidas a los directores de los centros educativos de las Islas para exigir que el castellano sea también vehicular.

Entre las 120 reclamaciones, algunas están en fase de solicitud y otras en la segunda fase de recurso. PLIS y SCB han asegurado que «la gran mayoría de los padres que han recibido folletos informativos repartidos por voluntarios, han mostrado su rechazo a la inmersión lingüística obligatoria en catalán y su apoyo claro a la presencia del castellano como lengua vehicular».

En este sentido, han recordado que la enseñanza monolingüe en comunidades autónomas con dos lenguas oficiales es ilegal, «pues el modelo lingüístico contemplado en las leyes y normativas estatales y autonómicas es de conjunción lingüística», y han hecho un llamamiento a las familias para que contacten con ellos.