Xisco Mulet, presidente de Aviba. | Jaume Morey

Las agencias de viaje de las Islas han visto como el buen momento vivido en febrero ha dado paso a una nueva retracción del mercado como consecuencia de la guerra que ha hecho caer las reservas hasta un 30 % en el mes de marzo. Así lo asegura el presidente de la Asociación de Agencias de Viaje de Balears (Aviba), Xisco Mulet:  «Ahora mismo estamos prácticamente paralizados». Por lo menos se ha recibido con optimismo el nuevo ERTE sectorial aprobado por el Gobierno a través del Mecanismo RED, un balón de oxígeno para empresas y trabajadores a partir del 1 de abril.

Concretamente, Mulet calcula que el RED afectará a unos 500 trabajadores baleares que podrán beneficiarse de este nuevo mecanismo de cobertura previsto en la reforma laboral. Las agencias estaban siendo uno de los segmentos del sector turístico a los que más les estaba costando sacudirse los efectos de la pandemia y remontar el vuelo.

En Baleares mantenían a casi 1.200 empleados en ERTE y ya demandaban una prolongación de la cobertura como la que ahora se ha aprobado. Febrero se confirmó como un mes de remontada, después del retroceso de los contagios por ómicron. Sin embargo, la guerra en Ucrania ha vuelto a enfriar las expectativas.