Recomiendan dirigirse a lugares abiertos, intentando no correr para no provocar pánico.

El Instituto Geográfico Nacional ha constatado dos terremotos de magnitud 2,2 y 2,5, en Deià y Bunyola respectivamente, en la jornada de este martes. Aunque no es posible predecir cuándo y dónde se producirá un temblor, estar informado sobre cómo actuar en un caso así puede salvarnos la vida. Desde el Instituto Geográfico Nacional, que depende del Ministerio de Fomento, ofrecen algunos consejos a tener en cuenta antes y después del terremoto.

¿Qué es importante ante la probabilidad de terremoto?

Ante la probabilidad de un terremoto es importante tener en casa a mano y en un sitio de fácil acceso un botiquín de primeros auxilios, linternas, radio, pilas, además de algunos alimentos no perecederos y agua embotellada. Además, siempre se puede realizar un plan de actuación junto con la familia para que todos sepan cómo deben actuar, cuáles son los posibles riesgos o cómo se desconectan la luz, el agua y el gas.

Otro de los puntos importantes es conocer y memorizar los teléfonos de emergencias para poder proceder de forma rápida en caso de necesitarlos. En cuando a la vivienda, hay que asegurarse de que los objetos están firmes y supervisar y reforzar si es necesario la estructura de la vivienda.

¿Qué hacer durante el terremoto?

Noticias relacionadas

Es muy importante mantener una actitud serena y constructiva porque estamos en una situación de emergencia. Recordar que si el terremoto no es fuerte, no hay motivo de preocupación, pasará pronto.
En el caso de encontrarse en el interior de un edificio no hay que salir si encuentran un lugar seguro donde permanecer, las salidas y las escaleras pueden estar congestionadas. Siempre hay que resguárdarse bajo estructuras que nos protejan de objetos que puedan desprenderse, un ejemplo es debajo de una mesa. No que usar nunca el ascensor, la electricidad puede interrumpirse y quedar atrapado.

En caso de encontrarse en la calle hay que mantenerse alejado de edificios, paredes, postes eléctricos y otros objetos que puedan caer. Dirigirse a lugares abiertos, intentando no correr por las calles para no provocar pánico. En caso de estar dentro de un coche hay que desplazarse y parar en el lugar más seguro posible y no salir del vehículo.

¿Y después del terremoto?

Los primero es comprobar que no hay heridos. Posteriormente, es importante inspeccionar el estado de las instalaciones de agua, gas y luz. En caso de que haya desperfectos hay que comunicárselo a la compañía que corresponda. No hay que usar el teléfono a menos que sea absolutamente necesario, ya que se colapsará las líneas que pueden ser necesarias para casos verdaderamente urgentes. Es importante no entrar en edificios dañados y tener extremo cuidado con los objetos que tocamos y que pueden haber quedado en posición inestable.