La Fiscalía de Balears archivó el pasado once de enero las diligencias de investigación penal contra el influencer Naim Darrechi. | T. Ayuga

9

La Fiscalía de Balears archivó el pasado once de enero las diligencias de investigación penal contra el influencer Naim Darrechi por alardear de mentir a mujeres para mantener con ellas relaciones sexuales sin preservativo. La propuesta de archivo, sancionada más tarde por el fiscal jefe, sostiene que se trata de unas manifestaciones «de carácter indeterminado y genérico» y en un «contexto referenciado por el derecho a la libertad de expresión». Así, aunque les atribuye un carácter «totalmente desafortunado, irresponsable y socialmente reprochable», concluye que «inicialmente y por sí mismas no pueden ser objeto de consideración penal como delito de odio». Sin embargo, sí deja abierta la puerta a que puedan ser sancionadas por otras vías.

La investigación de Fiscalía partió de una comunicación de la Associació de Dones de les Illes Balears per a la Salut a la que se incorporaron otras de la Fiscalía General del Estado y de la Unidad de Criminalidad Informática del Ministerio Público. El fiscal asignado al caso ha comprobado con Policía Nacional y la Guardia Civil que no consta ninguna denuncia contra Darrechi por delitos contra la libertad sexual. A falta de víctimas de un posible abuso, la otra vía que ha sopesado Fiscalía es la del delito de odio que también ha descartado. Sin embargo, esta decisión del Ministerio Público no cierra el recorrido del caso. El Govern presentó a través de la Abogacía de la Comunitat una querella por los mismos hechos que fue admitida a trámite por el Juzgado de Instrucción 2 de Palma y que sigue ahora mismo abierta.

El juzgado investiga de esta manera la posibilidad de que haya un el delito de odio al suponer una «humillación, menosprecio o descrédito» por causa de género. La querella del Govern y de IB Dona sostenía que : «El querellado menosprecia la voluntad de cualquier mujer con la que mantenga relaciones sexuales, entendiendo que solo él decide cómo mantenerlas y jactándose en público de que las engaña, en un tono que refleja su nulo respeto por el género femenino». Por el momento, el juzgado no ha acordado ningún tipo de diligencia.

Darrechi hizo las manifestaciones que se investigan en una entrevista en Youtube. A raíz de la difusión se generó una amplia polémica en la que intervino incluso la ministra de Igualdad. El joven pidió disculpas más tarde a través de las redes sociales por sus comentarios.