Francina Armengol y Carolina Darias, ministra de Sanidad, este jueves en el Consolat de Mar. | M. À. Cañellas

31

La presidenta del Govern balear, Francina Armengol, ha lanzado un mensaje optimista respecto a la situación sanitaria en Baleares, después de semanas de cifras récord de contagios. «Estamos bajando la incidencia acumulada en Baleares, y es gracias a la vacuna y al esfuerzo de la ciudadanía. Pero hay que mantener las medidas de seguridad», ha apuntado Armengol durante la rueda de prensa posterior a su encuentro con Carolina Darias, ministra de Sanidad, de visita en Baleares.

Armengol ha querido dejar claro que, aunque podemos ser optimistas, el mensaje a recalcar es que hay que seguir vacunándonos. «Es esperanza de vida y no ayuda a salvar vidas. ¿Qué sería de nosotros si no tuviéramos la vacuna con los contagios que hay ahora, se pregunta la presidenta del Ejecutivo balear, al tiempo que hace una llamada a las familias para que vacunen a los niños. «Hay más incidencia de ingresos de menores. Tienen derecho a vacunarse», advierte, al tiempo que apunta que «227 menores han sido ingresados en nuestra comunidad durante la pandemia, un 40 % en esta ola».

Noticias relacionadas

Por su parte, la ministra de Sanidad Carolina Darias se ha referido al uso de la mascarilla en exteriores: «Queremos que sean obligatorias el tiempo mínimo imprescindible. Hacemos más vida normal, recuperamos poco a poco relaciones sociales. Las comunidades son las que pidieron que fuera obligatoria, pactaremos con ellas cuando quitarlas. Pero hay que recordar que la incidencia acumulada en el país está todavía por encima de los 3.000 casos por 100.000. Se retirará cuanto antes y en el momento que se decida en el seno del Consejo Interterritorial de Salud conjuntamente y desde la cogobernanza».

Además, Darias ha anunciado que Baleares percibirá 22 millones de euros para la adquisición de equipos de alta tecnología sanitaria, con cargo a fondos UE 'Next Generation', que «van a permitir hacer una inversión sin precedentes». Los 22 millones son parte del Plan de Equipos de Alta Tecnología (INVEAT), que suponen 800 millones para el Sistema Nacional de Salud.