La situación de los trabajadores subcontratados para los servicios informativos del ente público ha motivado un largo contencioso. Los productores de contenidos también reclaman que se les atienda. | Redacción Local

4

La Asociación de Productores Audiovisuales de les Illes Balears (APAIB) ha reclamado este jueves a IB3 un incremento del presupuesto para programas equiparable al que se realizará para la internalización de los informativos y que, según el Govern, ascenderá a 6,6 millones. APAIB ha manifestado en un comunicado su preocupación ante el anuncio de la internalización y ha denunciado que ni la Conselleria de Presidència ni IB3 se han puesto en contacto con el sector para explicar cómo se abordará este proceso y de qué manera afectaría a las productoras y a sus trabajadores, responsables de la producción de más de 20 horas de programación diaria.

La asociación se pregunta si el incremento presupuestario derivado de la internalización se llevará a cabo a través de un aumento del presupuesto del ente autonómico o si será «a costa de la partida de producción de programas». El presupuesto para la producción de contenidos no informativos se ha reducido en los últimos años desde los 10 millones de euros que se destinaron en 2020, a los 7,2 que se prevé invertir en 2022, advierte la entidad.

La APAIB recuerda que reclamó hace dos meses al Govern que evitara este descenso en la inversión, «pero obtuvo una negativa por respuesta». El presidente de la asociación, Kiko Domínguez, ha manifestado su sorpresa por que el Govern «asegure ahora que sí puede asumir este incremento, pero no destinado a programas sino a la internalización de informativos».

Según Domínguez, con el anuncio de la internalización «el Govern ha demostrado que cuando quiere, puede», por lo que relama una subida de presupuesto para la producción de contenidos no informativos, equiparable a la de la internalización, que evite la creación de trabajadores de primera, los internalizados, y trabajadores de segunda, los de las productoras.

APAIB insiste en que si el incremento del coste de informativos se realiza a costa de la partida de programas, supondrá la desaparición de los contenidos no informativos, que representan el 85 % de la parrilla. «Las productoras de contenidos en Baleares nos sentimos ninguneadas. No se nos ha escuchado nunca», asegura Domínguez, que reclama al Govern que se les tenga en cuenta. «Si creen que somos un sector estratégico, que lo demuestren, para que dejemos de tener la sensación de que Baleares no cree en el audiovisual», concluye