La sexta ola está afectando más a los menores que las precedentes.

4

Más de la mitad de los menores de edad contagiados de COVID-19 en Baleares lo han hecho en la sexta ola de la pandemia. Desde marzo de 2020 se han infectado 42.030 personas con edades comprendidas entre los 0 y los 18 años, mientras que sólo desde el 3 de diciembre de 2021 han sido 22.411. Por Islas, en Mallorca han dado positivo 30.115 menores en toda la crisis sanitaria y 16.476 desde diciembre de 2021; en Menorca, 3.414 en total y 2.039 desde diciembre; en Ibiza, 5.286 en total y 2.424 desde diciembre; y en Formentera, 241 en total y 137 desde diciembre. Cabe precisar que en Menorca es donde más incidencia está teniendo la sexta ola entre el citado colectivo y el 59,72 por ciento de los menores contagiados lo han hecho en ésta.

El profesor de la UIB Daniel Ruiz ha añadido que en la franja de edad comprendida entre los 0 y los 9 años es donde más positivos se han detectado en las Islas en los últimos días. No obstante, ha puntualizado que esto no quiere decir que sean los que más se contagian, sino que es donde más positivos se detectan porque están más vigilados. Entre los adultos hay muchos asintomáticos, que no llegan a saber que están infectados. La variante ómicron es mucho más contagiosa; pero los expertos señalan que hasta el momento parece menos virulenta, por lo que hay personas que no son conscientes de tener la enfermedad.

Noticias relacionadas

La coordinadora autonómica de Pediatría, Marga Cañellas, ha manifestado que «los niños siempre han sido un reflejo de lo que pasa en la sociedad». Por tanto, «más adultos infectados implica que haya una cifra mayor de contagiados». En este punto, cabe precisar que Baleares ha registrado más positivos en los dos últimos meses que en toda la pandemia, por lo que es lógico que también haya más niños y adolescentes que han dado positivo en coronavirus ahora que en otras olas de la crisis sanitaria.

¿Por qué hay más menores contagiados?

Cañellas ha explicado que hay más menores infectados por «una mayor relajación de las medidas». En este sentido, ha argumentado que «venimos de unas Navidades en las que la distancia social no se ha respetado tanto como antes», al tiempo que hay «una nueva variante que es mucho más contagiosa que las previas». Además, ha destacado que «los niños se infectan mucho más en casa y en contactos fuera del colegio porque se relajan las medidas de distancia social, uso de mascarillas y lavado de manos. Los colegios siguen siendo seguros». También ha apuntado que cuando hay una cobertura vacunal alta en adultos, el virus busca su reservorio en pacientes no vacunados. «En nuestra comunidad, a pesar de los vacunódromos y los llamamientos, sólo tenemos un 35 por ciento de los niños vacunados con una primera dosis», ha concluido.