Control de tráfico de la Guardia Civil en la Serra de Tramuntana. | Guardia Civil

2

La Guardia Civil avisó, este martes, de que ha establecido un dispositivo específico de vigilancia y control en la Serra de Tramuntana, con la colaboración de las policías locales de los municipios afectados por las concentraciones de motocicletas que recorren la carretera que serpentea por esta montañosa región.

Estas prácticas a lo largo de la carretera MA–10 durante los fines de semana tienen un impacto negativo sobre la vida de los residentes y en la propia experiencia de los visitantes del Paisaje Cultural de la Serra de Tramuntana, además de la problemática y la peligrosidad por el exceso de velocidad, la conducción temeraria y la contaminación acústica, ha indicado la Guardia Civil.

Por ello, la Guardia Civil mantendrá durante algún tiempo el dispositivo específico de este pasado fin de semana con apoyo de policías locales afectadas. Durante el pasado fin de semana, en la carretera MA-10 los agentes de la Guardia Civil con ayuda de los policía locales identificaron a 108 vehículos, de los que 90 fueron motocicletas, En total fueron interpuestas 38 denuncias a distinta normativa en el ámbito de seguridad vial, 20 de estas por exceso de velocidad y otras por carecer de permiso de conducir, circular sin retrovisores, sobrepasar la línea continua y no mantener la distancia mínima de seguridad.