La explosión de contagios por ómicron ha provocado que la confianza de los empresarios en el inicio del año haya empeorado en comparación con los últimos meses de 2021. | M. À. Cañellas

1

La sexta ola de la COVID-19, caracterizada por la explosión de contagios provocada por la variante ómicron, hace mella en las expectativas de los empresarios de las Islas. La incertidumbre ha marcado la crisis derivada del coronavirus y ello se traslada en la confianza empresarial, que en el primer trimestre de este 2022 ha vuelto a tasas negativas. Este indicador se ha contraído un 6,6 % en Balears en el inicio del año en comparación con el último trimestre de 2021. Se trata de la primera caída intertrimestral desde el verano de 2020, tras la irrupción de la pandemia. Así se desprende de los datos publicados ayer por el Institut Balear d’Estadística (Ibestat), según los cuales la bajada de la confianza de los empresarios de Balears es la segunda más acusada del Estado y muy superior a la media (-2,5 %).

Si bien el primer trimestre es uno de los de menor actividad económica en las Islas, la inestabilidad marcada por la pandemia está aún muy presente. El año ha comenzado con récords diarios de contagiados, lo que ha frenado el consumo interno, según han reconocido los empresarios de Balears. Además, en esta ocasión, el elevado número de bajas laborales ha provocado problemas de personal en muchos negocios.

Sectores

Por sectores, transporte y hostelería son los que registran la mayor caída de la confianza empresarial en el primer trimestre respecto al anterior, de hasta el 17,3 %. Le siguen industria (-11,6 %) y comercio (-5,49 %). De todos modos, a la hora de valorar la evolución del negocio en los primeros tres meses del año, poco más de la mitad de los empresarios de las Islas la califica de estable. Sobre los factores que limitan la actividad de los establecimientos, el principal es la debilidad de la demanda. Además de que las Islas se encuentran en temporada baja, el avance de la sexta ola ha retraído el consumo de los residentes y ha    repercutido de forma negativa en el turismo de esta época del año.

Aunque los datos publicados ayer reflejan la preocupación de los empresarios en los primeros meses del 2022, también constatan una mejora sustancial si se comparan con los de un año antes. La confianza empresarial en Balears aumenta un 26,2 % en el primer trimestre en comparación con el mismo período del ejercicio anterior. Se trata, además, del mayor crecimiento del Estado y superior a la media (16,2 %). Estas cifras constatan, por tanto, las previsiones de una mejoría respecto a un año antes, cuando prácticamente todas las actividades no esenciales estaban afectadas por las restricciones.

Tendencia

La caída de la confianza empresarial en comparación con el último trimestre del 2021, pero superior a la de un año antes, es una tendencia que se repite en todas las comunidades. Se pone de manifiesto, así, el efecto de la oleada de contagios que ha afectado por igual a todo el Estado en las primeras semanas del año. Con todo, siete de cada diez empresarios de Balears prevén mantener estable la inversión en su negocio durante este año. Un 10,7 % opina que aumentará y el 18,9 % restante considera que disminuirá.