18

El Ayuntamiento de Madrid ha cambiado el nombre de la calle Barco de Sinaia (en recuerdo del primer buque que zarpó de Francia con exiliados españoles al finalizar la Guerra Civil) por el de Crucero de Baleares, que el ejército sublevado usó para bombardear a los civiles que huían de Málaga por carretera en 1937, un suceso conocido como la «desbandá». El buque militar fue hundido un año después por los republicanos y murieron casi 800 personas, entre ellas nueve menores mallorquines.

El consistorio, presidido por José Luis-Almeida (PP), substituyó este martes la placa ubicada en una calle del Puente de Vallecas en cumplimiento de una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid que ordenaba su restablecimiento. También recuperó la calle Hermanos García Noblejas, en memoria de dos falangistas, y eliminó el de Avenida Institución Libre de Enseñanza.

Los nombres suprimidos los puso el equipo de gobierno anterior, encabezado por Manuela Carmena (Ahora Madrid), para cumplir con un informe del Comisionado de la Memoria Histórica y la Ley de Memoria Histórica aprobada por el gobierno de José Luis Zapatero en 2007. La intención de Carmena era eliminar del callejero madrileño las calles con nombres puestos durante la dictadura, y también quitó las placas General Millán Astray y Caídos de la División Azul, que fueron repuestas en verano. La sentencia del tribunal superior consideró que el cambio no estaba suficientemente justificado.