Calle de San Miguel, en el casco histórico de la capital. | Jaume Morey

0

El alcalde de Palma, Jose Hila, acompañado de la la presidenta insular, Catalina Cladera, y la consellera de Presidencia, Función Pública e Igualdad, Mercedes Garrido, ha destacado en una rueda de prensa la coordinación de las instituciones para otorgar estas ayudas dirigidas al tejido empresarial. El consistorio, la institución mallorquina y el Govern firmaron un acuerdo de colaboración para conceder un total de 11,5 millones de euros en ayudas directas a los sectores económicos del municipio, con unos 3,8 millones aportados por cada administración, ha recordado Hila. Durante su intervención, el alcalde de Palma ha rememorado que en junio se abrió la primera convocatoria de estas ayudas por una partida de 7,6 millones de euros dirigidos a sectores como los comercios, peluquerías y salones de belleza, tintorerías, agencias de viajes y ferias y congresos. En julio, se publicó una segunda convocatoria para todos los sectores. Con estas dos iniciativas, se concedieron 3.193 ayudas por unos 6,5 millones de euros.

El alcalde ha añadido que la última convocatoria fue en noviembre, también dirigida a todos los sectores del tejido empresarial de Palma por un millón de euros, de los cuales ya se han abonado 670.000 euros a 196 solicitantes. Así, Hila ha destacado la celeridad para tramitar y abonar las ayudas de la COVID gracias al sistema puesto en marcha por la Fundación Mallorca Turismo, que ha permitido agilizar la gestión de estas subvenciones a autónomos y empresas del municipio. El máximo responsable en Cort ha comentado que, entre las diferentes convocatorias, el Ayuntamiento ha otorgado un total de 38,7 millones de euros, algo que ha aplaudido en comparación a la anterior crisis económica. Hila ha criticado el recorte de ayudes y de servicios públicos de anteriores crisis: «En esta ocasión, hemos congelado los impuestos y hemos dado ayudas. Ello ha ayudado a salvar a muchas empresas en un momento muy complicado». El alcalde socialista ha insistido en que, de esta manera, se ha conseguido «salvar» al tejido empresarial de Palma, que la recuperación sea «más rápida» y que la salida de la crisis llegue antes. Hila también se ha referido a las tasas de desempleo en el municipio, que el pasado diciembre bajaron un 35 % respecto al mismo mes de 2020, lo que para el alcalde muestra una mejora de la situación económica y empresarial, con cifras similares a antes de la pandemia.

Por su parte, la presidenta del Consell de Mallorca, Catalina Cladera, ha subrayado que esta institución movilizó 20 millones de euros para afrontar la crisis, de los cuales 3,8 millones dedicó al tejido empresarial de Mallorca. Cladera ha remarcado la celeridad para tramitar los recursos económicos activados por las instituciones y ha insistido en movilizar este 2022 los remanentes y los fondos europeos para reactivar la economía insular. Además, la consellera Mercedes Garrido ha comentado que las medidas «difíciles» para frenar la transmisión de la COVID-19 deben ir acompañadas de ayudas económicas: «Es necesario que las ayudas lleguen en el momento adecuado, como así ha sido con las ayudas que se han concedido».