El acto institucional ha estado presidido por el comandante general de Baleares, Fernando García Blázquez. | M. À. Cañellas

8

El Arma de Infantería del Ejército ha celebrado este miércoles la festividad de su patrona, la Inmaculada Concepción, con un solemne desfile en el acuartelamiento Jaime II en Palma. La ceremonia ha sido presidida por el comandante general de Baleares, Fernando García Blázquez. A diferencia del año pasado por la normativa sanitaria, en esta ocasión la festividad se ha podido desarrollar con presencia de personal civil.

El jefe del regimiento Palma 47, el coronel Rafael Guisasola Rosique, ha recordado en su intervención su participación en la Operación Balmis y ha remarcado que el año que viene su unidad celebrará su 150 aniversario. «Hoy los infantes estamos de enhorabuena, podemos celebrar nuestra patrona que además lo es de toda España. El Regimiento está muy contento de estar perfectamente integrado en la sociedad balear y española», ha indicado en su discurso.

Sobre el equipo de rastreadores dependientes del ejército, Guisasola ha apuntado que «la labor de los rastreadores se está adaptando a las diferentes fluctuaciones de los efectos de la pandemia y estamos permanentemente preparados con una serie de equipos que están alerta. Hemos llegado a tener 100 rastreadores, ahora 60 que son muy importantes porque salvan vidas».

En el evento han estado presentes diferentes representantes institucionales y políticos de Baleares como la delegada del Gobierno en las Islas, Aina Calvo; la consellera de Presidencia, Función Pública e Igualdad, Mercedes Garrido; la consellera de Salut y Consumo, Patricia Gómez; la regidora de Seguridad Ciudadana de Cort, Joana Adrover; y la candidata a asumir el cargo de coordinadora de Podemos Balears, Antònia Jover, entre otros. La presidenta del Govern balear, Francina Armengol, no ha acudido al acto.