Los encuentros para presentar una candidatura de unidad popular a las elecciones han sido frecuentes los últimos meses. En la imagen, una reunión que mantuvo la CUP en Can Alcover. | ARCHIVO

22

La Esquerra Independentista de Mallorca (EIM), una plataforma que integra a la CUP y a otras organizaciones de la izquierda de ‘unidad popular’ partidaria de la independencia de los Països Catalans, ha acordado presentar candidatura a las elecciones autonómicas e insulares de mayo de 2023. Aún no se ha decidido si la lista electoral se presentará bajo la marca de la CUP (Candidatures d’Unitat Popular), que en los últimos lustros se ha dado a conocer gracias al papel que ha jugado en el ‘procés’ y en la política catalana, o bajo otro paraguas. Sin embargo, la última asamblea de EIM aprobó reforzar a la CUP «como principal herramienta para consolidar un espacio de Unidad Popular» en Mallorca y la propuesta para concurrir bajo esta marca es la que tiene más posibilidades de salir adelante, explicaron fuentes de la Esquerra Independentista.

Este espacio político ya se presentó en algunos municipios en las elecciones locales de 2019. En la capital lo hizo bajo la marca de la Crida per Palma y solo cosechó 1.500 votos –ningún concejal–, pero formaciones de la misma órbita sí consiguieron representación en otros pueblos como Artà, Pollença o Sencelles. Su objetivo es recoger el voto de los descontentos con lo que ellos llaman la «izquierda institucionalizada», aludiendo a Més per Mallorca o Podemos. De hecho, cuentan con el apoyo de algún antiguo cargo de estas formaciones. Creen que la puesta en marcha de la autopista de Campos o el ‘desvío’ de fondos de la ecotasa para el concierto de Los 40 Principales, por ejemplo, han generado malestar en parte de su electorado.

El objetivo es hacerse con la confianza de estos electores que votarían a Més o Podemos «con una pinza en la nariz», explican fuentes de EIM. Respecto al voto en clave independentista, recuerdan que en las europeas de 2019 las candidaturas encabezadas por Oriol Junqueras y Carles Puigdemont sumaron más de 33.000 sufragios –alrededor del 8 por ciento– frente a los 12.600 que cosechó la coalición de la que formaba parte Més per Mallorca (Compromís per Europa). «Hay un espacio electoral en el que crecer», aseguran las mismas fuentes. De momento no han abordado quién liderará las candidaturas al Parlament y el Consell. «No somos una formación como las demás. Primero nos interesa el programa, determinar qué queremos hacer. Después hablaremos de los liderazgos». La CUP tiene una organización orgánica permanente (la ‘territorial’) en Mallorca. A nivel local, cuenta con las agrupaciones CUP Palma y CUP Raiguer y se está trabajando en la constitución de otras dos en el Pla y en el Llevant.

El apunte

Nuevo Ateneu ante el cierre del casal Voltor Negre

Otro de los puntos que aprobó la última asamblea de la Esquerra Independentista de Mallorca fue la creación de un nuevo ateneo popular al servicio de la comunidad que apoya su proyecto. El Casal Popular Voltor Negre cerrará en breve por motivos relacionados con el contrato de alquiler. La idea es abrir un nuevo ateneo, más espacioso y con más servicios, que no sea estrictamente independentista sino que reúna a los partidarios de las candidaturas de unidad popular. No obstante, el proyecto «aún está verde», indican.