La Agrupación Empresarial del Transportes de Mercancías cuenta con unos 800 empresarios con más de 10.000 vehículos de reparto en las Islas. | Redacción Local

2

La junta directiva de la Federación de Transportes de Mercancías de Baleares, englobada en la patronal FEBT, aprobó este jueves secundar el paro empresarial convocado para los días 20, 21 y 22 de este mes, si bien se compromete a repartir las mercancías perecederas. Esta decisión de la patronal balear paralizará la actividad de 10.000 camiones en todas las Islas. En esta cifra de camiones hay que incluir los de la Asociación de Distribuidores Asociación de Empresas Distribuidoras de Alimentos, Bebidas y Productos de Limpieza de Balears.

El presidente de la federación de transportistas de mercancías, Ezequiel Horrach, señalaba hace unos días: «La situación es insostenible por la actual normativa vigente y el incremento progresivo del precio de los combustibles, de ahí que nuestro colectivo está a favor de secundar la huelga convocada por el Comité Nacional del Transporte por Carretera». La asociación de distribuidores indica que «como colectivo de transportistas, apoyamos las reivindicaciones que se están realizando a nivel nacional porque la coyuntura que vivimos en estos momentos va en contra de nuestra actividad empresarial por los sobrecostes que tenemos que asumir».

Ambas patronales coinciden en que la huelga, al ser estatal, afectará de pleno a los puertos de embarque de mercancías a las Islas, caso de Valencia, Barcelona y Dénia, donde está previsto que en los tres días de huelga haya piquetes para impedir cualquier embarque de productos, salvo los perecederos, en las navieras Baleària, Trasmed y GNV. En los últimos quince días, ante la previsión de la huelga, las empresas han hecho acaparamiento de todo tipo de productos.