Antonio Oliver, coordinador del Servicio de Microbiología de Son Espases en una imagen de archivo. | Redacción Local

19

La última variante de coronavirus descubierta, ómicron, es posible que ya haya irrumpido en Baleares sin que nadie lo haya notado hasta ahora. De no haberlo hecho aun es una mera cuestión de tiempo. «En unos días posiblemente ya habremos detectado nuevos casos». Así lo ha desvelado el Jefe del Servicio de Microbiología del Hospital Universitario Son Espases, Antonio Oliver, en una entrevista en Onda Cero después de que este pasado lunes se confirmara la primera infección con esta variante en España.

Noticias relacionadas

Oliver lidera la unidad que realiza pruebas PCR y secuencia el genoma completo del coronavirus, y ha sido preguntado también por la cierta alarma que ha suscitado el hallazgo de ómicron, una nueva variante con múltiples mutaciones de las que todavía se sabe más bien poco. Para el jefe de Microbiología del Son Espases no caben dudas de que las Islas se hallan ya de lleno en la sexta ola de contagios desde que empezara la pandemia de COVID-19. En estos momentos todavía la práctica totalidad de positivos en Baleares vienen determinados por la variante Delta, aunque es cuestión de tiempo que una variante con mayor capacidad de infección acabe siendo la predominante, no solo a escala local sino también global.

El especialista remarca que una vez más se ha incrementado el número diario de pruebas diagnósticas, hasta las 2.000, mientras que «en lo peor de la pandemia se realizaban unas 3.000 al día en Son Espases». Así, Oliver cree seguro que la última variante del coronavirus detectada en Sudáfrica llegará a Baleares, pero ha incidido en que no necesariamente será más contagiosa o resistente a las vacunas. Por eso ha querido dejar claro que todas las vacunas disponibles son efectivas contra las nuevas variantes y por ello «hay que vacunarse».