Imagen de archivo del edificio Jovellanos, en el campus universitario. | Pere Bota

0

El Consell de Govern de la Universitat de les Illes Balears (UIB) ha aprobado un procedimiento de actuación en materia de acoso laboral en el que manifiesta «tolerancia cero ante este comportamiento» y se compromete a procurar una protección eficaz en materia de seguridad y salud en el trabajo, así como a adoptar medidas de prevención, formación y sensibilización para evitar la aparición de estas conductas. La UIB ya dispone de un protocolo de prevención y actuación frente a casos de acoso sexual, acoso por razón de sexo y acoso por orientación sexual.

La aplicación del procedimiento afecta tanto al personal de administración y servicios como al personal docente e investigador. Cualquier persona de estos colectivos podrá iniciar el procedimiento a través de un formulario de solicitud de intervención. El protocolo prevé crear una comisión asesora en materia de acoso laboral para prevenir y, en su caso, investigar las reclamaciones presentadas. Además, el Servei de Prevenció planificará evaluaciones de riesgos psicosociales para detectar posibles situaciones o conductas de acoso. Asimismo, la UIB elaborará y difundirá un procedimiento de prevención y resolución positiva de conflictos que impulsará la mediación y/o la conciliación como vía alternativa para gestionar la resolución de conflictos interpersonales.

Violencia psicológica

Según el protocolo, se considera acoso laboral la exposición a conductas de violencia psicológica intensa, reiterada y prolongada hacia una o más personas desde una posición de poder, no necesariamente jerárquica, con el propósito de crear un entorno hostil o humillante que perturbe la vida laboral de la víctima. El protocolo establece que «esta violencia se materializa en el marco de una relación de trabajo, pero no responde a las necesidades de su organización, y supone tanto un atentado a la dignidad de la persona, así como un riesgo para su salud». También están previstas medidas si se recurre al procedimiento de manera maliciosa, en forma de denuncia falsa o falso testimonio.