El consejero delegado de Meliá Hotels International, Gabriel Escarrer.

0

La evaluación internacional del Corporate Sustainability Assessment (CSA) de S&P Global ha designado a Meliá Hotels International como la hotelera más sostenible de España y Europa por tercer año consecutivo, así como la segunda en el ranking mundial. La agencia evalúa a las empresas que componen el Dow Jones Sustainability Index, ha detallado la hotelera en un comunicado en el que destaca que la cadena mantenga el liderazgo en sostenibilidad a pesar «del profundo impacto de la crisis del coronavirus en el sector turístico».

En 2019 y 2020, Meliá ocupó la primera posición de la industria hotelera a nivel global y en 2021 mantiene el liderazgo en Europa y España. El Grupo es líder global en la dimensión Económica y de Gobernanza, y ha obtenido la mejor puntuación en materia de Estrategia de Cambio Climático. El consejero delegado de Meliá Hotels International, Gabriel Escarrer, ha destacado que, con la presencia global en cuatro continentes, la hotelera ha apostado «por impulsar un nuevo modelo de hotelería sostenible y responsable, que aumente su contribución a la sociedad y que sea más respetuoso con el planeta». «Estamos muy orgullosos de que Meliá sea la marca que lidere esa transformación y seamos un ejemplo de Sostenibilidad en el mundo, pues será la clave del turismo del futuro» ha manifestado Meliá ha recordado que, en 2015, se adhirió a los compromisos de la COP21 de París y los actualizó, tras la cumbre de Katowice.

En cinco años ha realizado inversiones con criterios sostenibles por importe de 25 millones de euros, entre ellos para el desarrollo del proyecto 'CO2perate', destinado a mejorar el rendimiento energético e hídrico de los hoteles mediante inteligencia artificial e incrementar la adquisición de energías limpias. Según la cadena, el 61 % de sus hoteles emplea energías de origen renovable, cifra que alcanza el 100% en España, Francia, Italia, Alemania y Reino Unido.

En gestión de residuos, Meliá lanzó en 2018 una hoja de ruta para eliminar los plásticos de un solo uso y actualmente participa en un proyecto piloto de hotelería circular en Mallorca, para transformar los residuos orgánicos en compost, donarlo a los agricultores locales y adquirir de nuevo su producción. Parra reducir el desperdicio alimentario, Meliá también se apoya en tecnologías como "Leanpath", que permite el registro y seguimiento de los residuos orgánicos, lo que facilita adoptar medidas para reducirlo hasta un 30 %.