Una farmacéutica atiende a un cliente en una oficina de la Isla, en una imagen de archivo. | Josep Bagur Gomila

10

Una sentencia del TSJIB aclara el futuro de las 18 farmacias de Mallorca que están en el aire tras ser declarado nulo el concurso por el que fueron adjudicadas en 2014. La resolución incide en la nulidad radical de todo ese proceso porque, en él quedó «totalmente comprometido» el principio de igualdad. Con todo, lo más relevante de este fallo es que indica al Govern que tiene que volver a adjudicar de cero estas farmacias que llevan más de una década en funcionamiento y algunas de las cuales han sido traspasadas por los titulares originales. Además, señala que deben adjudicarse según la normativa en vigor en 2011, un decreto del Govern de 1999 que había sido modificado en 2015.

Este es el segundo procedimiento que coincide en la nulidad de ese concurso. Sin embargo no es el más avanzado. El Tribunal Supremo zanjó una primera demanda interpuesta por un farmacéutico el pasado mes de julio y ordena la ejecución de su anterior sentencia. Los tribunales consideraron nula la cláusula del concurso que valoraba la experiencia previa como titular de una farmacia. La reacción del Govern, con el aval del TSJIB, fue volver a baremar a los aspirantes que se habían presentado lo que, en la práctica, no cambió el resultado. Sin embargo, el Supremo sostiene que no basta con eso y en su sentencia de julio indica que el concurso debe plantearse «desde cero» de nuevo para permitir que se presente cualquier aspirante. El razonamiento es que, ante las bases que incluían el punto anulado, algún posible aspirante pudo desistir de presentarse y ahora puede estar interesado en hacerlo.

Esa resolución del Supremo llegó el pasado mes de octubre por los canales oficiales al TSJIB, que ahora tiene que indicar al Govern qué hacer con las 18 farmacias. La Conselleria de Salut también estudia cómo ejecutar la sentencia, según fuentes de la misma. En paralelo, los farmacéuticos que recurrieron en contra de la adjudicación han presentado varios escritos ante la Sala de lo Contencioso para instar a que se agilice la ejecución de la sentencia y se ponga en marcha el concurso de forma inmediata.

La situación mantiene en el aire todas las oficinas de ese procedimiento, que están ubicadas sobre todo en la Part Forana. Llevan adjudicadas desde el año 2012. Los actuales titulares de las farmacias tuvieron que hacer una serie de inversiones para ponerlas en marcha. En caso de que ese nuevo concurso les deje sin las oficinas que ahora gestionan podrían reclamar compensaciones económicas muy elevadas al propio Govern.

El apunte

Otras 34 oficinas esperan la resolución de un concurso de 2015

El lío farmacéutico tiene otra vertiente: el concurso de 2015, cuando se iniciaron los trámites para adjudicar otras 34 oficinas en todas las Islas. Este procedimiento sigue abierto seis años después. En el mes de julio de este año se hicieron públicos los baremos definitivos y, desde entonces, el concurso está a la espera de que se lleven a cabo las adjudicaciones, en un procedimiento, hasta ahora, lleno de incidentes.