Pese a la patente ausencia de los líderes del denominado ‘sector crítico’, más contrarios al portavoz parlamentario Josep Melià que al presidente Tolo Gili, la dirección regionalista consiguió ayer llenar el comendor principal de Binicomprat, donde el PI celebró su comida de Navidad . | Laura Becerra

6

Proposta per les Illes, el PI, logró llenar con 300 militantes, según la dirección liderada por Tolo Gili, el comedor principal de Binicomprat (Algaida) para celebrar la tradicional comida de Navidad, a la que, sin embargo, no asistieron los líderes del denominado ‘sector crítico’ del formación regionalista, leales al ex presidente regionalista Jaume Font, evidenciando así la falla que fractura las bases del partido. En el restaurante de la carretera de Manacor no estuvieron la diputada Lina Pons, el líder juvenil Sebastià Salas Serra, ni el resto de ediles ‘rebeldes’ que acaudilla el alcalde de sa Pobla, Llorenç Gelabert, quien excusó su ausencia aduciendo que el almuerzo coincidía con la fira de su pueblo. «Podrían haber sido un más previsores», advertía este sábado Gelabert a los organizadores del encuentro. Es decir, al polit buro, del PI. No obstante, pese a las notables ausencias que no hacen más que evidenciar la quiebra interna del partido, su presidente, Tolo Gili, dirigió a los presentes un discurso rebosante de optimismo.

En su alocución previa a los aperitivos, Gili aseguró que «después de cerrar el proceso congresual, nos encontramos en un proceso de consolidación, crecimiento y potenciación de la infraestructura interna del partido. En los últimos meses ya hemos renovado los comités locales de Costitx, Llucmajor, Artà, Andratx y es Castell», se ufanó el presidente de los regionales. Pero éste fue más allá y reitiró ante los afiliados congregados que la coyuntura política actual, donde las izquierdas y las derechas suben, «sitúa al PI en el centro de la escena política. Seremos determinantes para definir las políticas del próximo Govern», señaló convencido Tolo Gili. En este sentido, el sucesor de Antoni Amengual, apoyado por la facción devota del veterano dirigente regionalista (expresidente de UM y de Convergència per les Illes) Josep Melià Ques, proclamó que «el PI quiere que el centrismo y la búsqueda de máximas cuotas de autogobierno sean el principio rector del próximo Govern. El próximo Ejecutivo debe defender el desarrollo total del régimen especial, tanto de la parte fiscal, como del factor de insularidad, también ha de trabajar intensamente para conseguir un nuevo modelo de financiación que transite hacia el concierto económico», manifestó, convencido, el presidente del PI.

El apunte

Gili sobre la destitución de Mora como portavoz en el Consell: «Es un hecho muy grave»

El presidente del PI, Tolo Gili, quiso ayer pronunciarse sobre la noticia de la destitución de Xisca Mora como portavoz de la formación en el Consell, avanzada por Ultima Hora. Un defenestramiento propiciado por sus ‘compañeros’ de grupo, los consellers insulares Pere Soler y Isabel Febrer, que Gili califica de «hecho muy grave». Gili reconoce que no tenía constancia de este movimiento del sector crítico del partido y que se enteró ayer por este rotativo. «No se puede consentir ni tapar y se actuará en consecuencia», advierte Gili. Tras comprobar que Soler y Febrer han registrado en el Consell la destitución de Mora como portavoz, Tolo Gili ofrecerá a los consellers díscolos la oportunidad de rectificar.