Armengol se muestra confiada de revalidar el liderazgo en el Consolat de Mar. | Emilio Queirolo

48

Ni al ochenta por ciento ni al noventa. Al cien por cien y por unanimidad. Así avaló este sábado el plenario del 14 congreso del PSIB –que se está celebrando en Inca– la gestión de la ejecutiva saliente que ha liderado Francina Armengol y que este domingo dará paso a una nueva que seguirá la estela de la anterior pero que «reforzará» algunas áreas que se consideran básicas y que marcarán las líneas sobre la que se construirá la estrategia del partido para las elecciones de 2023.

El portavoz de la nueva ejecutiva –y, consecuentemente del partido– será el alcalde de Calvià, Alfonso Rodríguez. El conseller de Turisme y portavoz del Govern, Iago Negueruela, se ocupará de una área nueva, de Ideas, que será la encargada de llevar al programa las prepuestas que marca el documento político que saldrá de este congreso que, en su primera jornada fue una exhibición de unidad. Durante su desarrollo, Armengol fue llamando una a una a las personas que, desde este domingo, formarán parte de la dirección.

Al defender su informe de gestión (que fue seguido de un brevísimo debate a puerta cerrada pero sin intervenciones en contra), Francina Armengol recordó que cuando fue elegida por primera vez secretaria general (2012), el partido estaba en la oposición, que ha sido presidenta dos legislaturas y que «vamos a por la tercera». «Vamos a por la tercera pero nuestro proyecto no se queda ahí, es para diez años o más», dijo la líder socialista.

Imagen al principio del acto, con Bolaños en su uso de la palabra. Foto: E.Q.
Noticias relacionadas

En la nueva ejecutiva, de la que el alcalde de Calvià será portavoz, también participará la consellera de Presidència, Mercedes Garrido. Silvia Cano seguirá al frente de Igualdad (la presidenta se lo comunicó por la mañana); será paritaria y se completará con un grupo sectorial. Cosme Bonet llevará Organización y Silvana González se encargará de la Estrategia y acción electoral.

Al congreso de los socialistas asisten 270 delegados y delegadas, además de personas invitadas. Fueron las que ayer participaron en la ceremonia de inauguración. El alcalde de Palma, José Hila, presidió el congreso y eso aleja cualquier duda sobre su implicación en el núcleo donde se toman las decisiones. Hila es firme aspirante a repetir como candidato a Cort y no se plantea ninguna alternativa.

El congreso lo clausura este domingo por la mañana el secretario de Organización de la Ejecutiva Federal, Santos Cerdán. Participarán en dos de los coloquios paralelos el presidente valenciano, Ximo Puig, y el líder de los socialistas de Catalunya y exministro de Sanidad, Salvador Illa. Después del congreso del PSIB, llega el turno de los insulares. El de Mallorca se celebrará el próximo sábado y Catalina Cladera tomará el control.