Las ventas de coches han subido ligeramente en las Islas.

Las ventas de coches han aumentado un 4 % en Baleares respecto al año 2020, según ha informado Andrés Vidal, presidente de la Asociación de Concesionarios de Baleares (Aseda) y CEO de Autovidal. En este sentido, ha precisado que en este 2021 las ventas «se han estabilizado», y lo ha calificado como buena noticia.

La previsión es que en el segundo semestre de 2022 haya un «crecimiento muy importante de las ventas de coches en Baleares», ya que se estima que la temporada turística sea muy buena, el problema de los semiconductores estará resuelto y las producciones de vehículos restablecidas.

Las ventas de coches representan un buen termómetro de la situación económica de las Islas, ya que en los momentos de crisis económica los ciudadanos no son tan propicios comprar vehículos; mientras que en los de bonanza sí lo son, e incluso pueden decantarse por modelos más caros.

No obstante, Vidal ha recordado que las ventas de vehículos son entre un 30-40 % inferiores a las registradas en el año 2019, es decir, antes de la pandemia de la COVID-19. Por tanto, este sector aún no se ha recuperado de la importante crisis que ha padecido.

Este es otro factor que ha provocado el ajuste de los stocks, ya que los concesionarios han tenido que adaptar la oferta a la demanda y, aunque tienen stocks suficiente, en el caso de que los clientes quieran un producto muy específico y se tenga que pedir fuera puede haber un retraso de tres o cuatro meses debido a la falta de semiconductores. Esto sucede especialmente con los vehículos fabricados en Europa y Estados Unidos, ya que en China y Corea el problema es menor.

El apunte

¿Se han encarecido los vehículos?

El presidente de la Asociación de Concesionarios de Baleares (Aseda) y CEO de Autovidal asegura que la escasez de semiconductores en el mercado no ha provocado un encarecimiento de los vehículos. En este sentido, ha argumentado que los concesionarios no son cortoplacistas y ha destacado que se siguen realizando ofertas.