Aina Calvo, tras la reunión con el coronel jefe de la Guardia Civil, Alejandro Hernández; el jefe superior de la Policía Nacional y el director de Son Sant Joan, Tomás Melgar. | Pilar Pellicer

75

La delegada del Gobierno en Baleares, Aina Calvo, ha asegurado que no hay evidencias de que la fuga de 21 pasajeros del aeropuerto de Palma estuviera planificada. «No tenemos ningún dato para afirmar a día de hoy de que se trate de una operación orquestada», ha asegurado Calvo este sábado tras una reunión con el coronel jefe de la Guardia Civil, Alejandro Hernández; el jefe superior de la Policía Nacional y el director de Son Sant Joan, Tomás Melgar.

La Policía Nacional junto con la Guardia Civil han detenido hasta el momento a 12 personas que huyeron del avión que procedía de Marruecos. La delegada del Gobierno ha señalado que serán devueltos a su país de origen. Los investigadores han tomado declaración a los arrestados por la fuga. «No sabemos el por qué esas 21 personas deciden lanzarse a la carrera en las pistas de vuelo», ha comentado Aina Calvo.

La delegada ha definido los acontecimientos como «inéditos» y ha afirmado que no se han producido con anterioridad en ningún punto aeroportuario de nuestro país. «Seguimos analizando los protocolos que se pusieron en marcha y que responden a una situación de emergencia médica», ha declarado Calvo, que ha añadido que Son Sant Joan «es un aeropuerto sanitario internacional y es habitual que se produzcan este tipo de solicitudes de aterrizaje».

Noticias relacionadas

El avión Airbus A320 de la compañía Air Arabia Maroc aterrizó en Palma a las 18.51 horas de este viernes por un coma diabético de un pasajero. En ese momento parte del pasaje aprovechó para huir de la aeronave. «Es insólito que nos encontremos con 21 personas que estén corriendo por pistas y eso ponga en riesgo el tráfico aéreo en el aeropuerto».

Aina Calvo ha informado que se escaparon 21 pasajeros del avión. El hombre que sufrió la indisposición fue evacuado a Son Llàtzer junto a un acompañante que huyó del hospital y ambos fueron detenidos poco después. Se desconoce si existe relación alguna entre ellos. La Guardia Civil también detuvo a un hombre que agredió a uno de los agentes tras ser identificado en el avión.

Calvo ha comentado que la investigación conjunta entre la Guardia Civil y la Policía Nacional apunta a tres líneas. La primera está orientada en localizar a los otras 12 personas huidas. La segunda se centrará en la revisión de todo lo sucedido y la tercera tratará de determinar si lo que sucedió fue planificado o un hecho aislado.