El vicepresidente del Govern Balear Juan Pedro Yllanes. | ARCHIVO

1

El vicepresidente y conseller de Transición Energética, Sectores Productivos y Memoria Democrática, Juan Pedro Yllanes, ha presentado este jueves al Consejo Balear del Clima las bases de un nuevo decreto centrado en la eficiencia energética.

El Consejo Balear del Clima es un organismo previsto en la ley de cambio climático y transición energética y se ha reunido este jueves por primera vez desde que el Consell de Govern aprobara su reglamento en agosto.

Su finalidad es asesorar a las administraciones públicas sobre políticas climáticas y de transición energética.

El vicepresidente del Govern, Juan Pedro Yllanes, ha explicado que este decreto se suma a los decretos de huella de carbono y al decreto de autoconsumo ya presentados y tiene como objetivo frenar el aumento del consumo energético indiscriminado.

«Para frenar el aumento de consumo energético indiscriminado queremos establecer obligaciones para los grandes consumidores que requieran autorización para ampliar potencia para que incorporen energías renovables y baterías en sus instalaciones, así como planes de gestión energética», ha explicado.

El conseller ha subrayado que «los que consumen más energía tienen que hacer más esfuerzos para mejorar su eficiencia energética, reducir su consumo e incorporar renovables».

De ahí que el Govern impulse la construcción sostenible con materiales propios y ofrezca incentivos y facilidades para la rehabilitación energética de edificios existentes, ha declarado.

Yllanes, asimismo, ha indicado que las administraciones públicas tienen que ser ejemplo de la máxima eficiencia posible en sus edificios y alumbrado y, por eso, se fijan objetivos para mejorar la eficiencia en este ámbito.

Con este decreto se introduce la figura del gestor energético y las auditorías energéticas.
Además, se fija como objetivo lograr el máximo nivel de certificación en todos los edificios en 2030 y la máxima eficiencia en la iluminación interior antes de 2025.