El 60 % de los pacientes a los que debe practicarse un cateterismo ingresan en la Unidad de Día de Son Espases, lo que permite que el paciente regrese a su domicilio el mismo día. | Govern de les Illes Balears

0

El Servicio de Cardiología del Hospital Universitario Son Espases ya ha realizado 68.000 cateterismos y, en septiembre, llegó a las 20.000 angioplastias efectuadas desde la creación del primer Laboratorio de Hemodinámica, en 1992, en el antiguo Hospital Universitario Son Dureta.

En una nota de prensa, la Conselleria ha indicado este miércoles que la angioplastia es un procedimiento terapéutico mediante el cual se introduce un pequeño «catéter balón» que dilata una arteria obstruida para restaurar el flujo sanguíneo bloqueado por las placas de ateroma, de colesterol o por un trombo.

El 60 % de los pacientes a los que debe practicarse un cateterismo ingresan en la Unidad de Día de Son Espases, lo que permite que el paciente regrese a su domicilio el mismo día.

Precisamente, la ambulatorización de los cateterismos redunda en un beneficio para el paciente y también para el Hospital, ya que evita ingresos hospitalarios, permite un ahorro de costes y, en definitiva, se traduce en una actuación más eficiente de los servicios sanitarios públicos.

El equipo de Cardiología Intervencionista del Hospital Universitario Son Espases está integrado por unos 60 profesionales, que atienden a pacientes que padecen enfermedades coronarias (anginas de pecho e infartos, el 90 %) y cardiopatías congénitas o estructurales (el 10 %).

Desde que se comenzaron a realizar angioplastias, la cantidad ha aumentado, ha pasado de las nueve practicadas el 1992 a las cerca de 1.000 realizadas el 2020, cifras que sitúan las ratios de actividad del Servicio de Cardiología de Son Espases entre las más avanzadas del país.

Actualmente, el Servicio de Cardiología de Son Espases cuenta con dos laboratorios de Hemodinámica. El primero se puso en marcha en 1992 y el segundo, en 2002, que coincidió con la puesta en marcha de la cirugía cardíaca en la sanidad pública. Desde entonces, se han ido creando nuevas técnicas que ofrecen un tratamiento de mayor calidad y eficacia a estos pacientes.

Bajo la alianza estratégica de hemodinámica y cardiología intervencionista de Baleares, las salas de hemodinámica del Hospital Universitario Son Llàtzer y del Hospital Can Misses de Ibiza dependen del Servicio de Cardiología de Son Espases.

Tanto la puesta en marcha del programa Código Infarto en marzo de 2008 como los avances avalados por la comunidad científica en relación con el abordaje de los problemas coronarios han posibilitado duplicar la aplicación de la técnica de las angioplastias frente a la administración de fármacos fibrinolíticos.

De esta manera, las Islas Baleares son, junto con las comunidades de Galicia, Murcia, Cataluña y Navarra, pioneras en la implantación de este programa de atención al paciente con infarto agudo de miocardio, que permite un mejor tratamiento con reducción de la morbimortalidad por esta grave enfermedad.

La Conselleria, para acabar, ha explicado que, entre marzo de 2008 y septiembre de 2021, se han producido más de 5.000 urgencias vía Código Infarto. Este programa posibilita una intervención en menos de 90 minutos sobre los problemas que han originado el infarto.