Esta norma genérica tiene en cuenta el salario y los gastos fijos de cada persona.

9

El pago del alquiler o de la hipoteca es uno de los gastos más importantes del mes. La subida de los precios en los últimos años ha provocado que muchos inquilinos tengan que afrontar serios problemas a la hora de hacer frente a los gastos o de encontrar una vivienda que se adapte a su salario.

Para calcular la cuota de alquiler que se puede permitir cada persona existe la regla de las 40 veces, un truco que muestra la cantidad máxima que puede destinar a la vivienda cada mes según sus posibilidades. Esta norma genérica tiene en cuenta el salario y los gastos fijos de cada persona.

¿Cómo se hace la regla de las 40 veces?

Para hacer una estimación de la cantidad de dinero que podemos destinar al alquiler de una casa, estos son los pasos a seguir:

- Sumar todos los ingresos que entran al hogar en un mes como, por ejemplo, el salario.

- Sumar los gastos reflejados en la tarjeta de crédito, así como los préstamos y otras deudas que se tengan.

- Restar esta cifra de gastos a la primera cifra de ingresos.

Cuando se tenga la cifra resultante, hay que tener en cuenta que lo mejor es que el alquiler no sobrepase el 30 % de la cifra resultante de restar las deudas y los ingresos, aunque también se puede tener en cuenta directamente la regla de las 40 veces.

La normal general dice que el sueldo anual de la persona debe ser, como mínimo, 40 veces el precio del alquiler. Por ejemplo, si una persona tiene un sueldo de 18.000 euros netos anuales, se podría permitir un alquiler máximo de 450 euros mensuales.