Lina Badimon. | M. À. Cañellas

8

El hotel Innside Palma Bosque acogió durante los días 11, 12 y 13 de octubre la conferencia de la octava edición de la Cooperación Internacional de Ciencia y Tecnología (COST) sobre cardioprotección. El evento, organizado por las doctoras Lina Badimon, Gemma Vilahur y Marisol Ruiz-Meana, reunió a expertos de todo el mundo y congregó a unos 50 participantes presenciales y 50 de forma online. La cardioprotección ha conducido las conferencias e intervenciones de los invitados.

La doctora Lina Badimon, experta en investigaciones cardiovasculares y jefa del departamento de Patología molecular y terapéutica del Instituto de Investigaciones Biomédicas de Barcelona, aclaró que los problemas cardiovasculares «son la primera causa de muerte en el mundo. Se está trabajando desde el área para conseguir reducir la disfunción tanto en el órgano del corazón como del cerebro».

Esta red europea de investigación, financiada por COST, es la primera vez que recala en España, y por consiguiente en Mallorca. Entre los temas a tratar, los expertos pudieron discutir, analizar e intercambiar investigaciones y estudios clínicos relacionados con la cardioprotección. Entre los asistentes, destacaron líderes en este campo como el doctor Derek Hausenloy.

Asimismo, la pandemia también fue uno de los puntos importantes en este congreso. En concreto, la doctora Badimon explicó la existencia de «efectos residuales» en pacientes que han pasado este virus que «han repercutido en el corazón. Se están viendo cómo podemos reducir el impacto de la COVID-19 con ejercicios asociados a la cardioprotección».

El avance tecnológico, como el    condicionamiento isquémico remoto para prevenir los problemas cerebrovasculares, fueron otra    cuestiones a desarrollar. «Uno de los objetivos de este evento ha sido mostrar nuevas dianas terapéuticas para mejorar la cardioprotección y discutir, también, las nuevas opciones de futuro para aplicar en las fases preclínicas de los ensayos».