Funcionarios en una administración pública de Menorca. | Josep Bagur Gomila -

0

El sindicato Comisiones Obreras (CCOO) ha advertido este jueves que el incremento salarial del 2 por ciento propuesto por el Gobierno central para los empleados de la administración es insuficiente y ha reclamado un aumento del 3,5 por ciento que, en el caso de Baleares, debería superar el 5 por ciento «para recuperar las pérdidas e igualarse a los trabajadores públicos del resto del Estado».

La organización sindical ha criticado que la propuesta del Ejecutivo de un incremento del 2 por ciento refiriéndose a la previsión de IPC para el 2022 y sin una cláusula de revisión salarial puede volver a reducir la capacidad de compra, que se ha visto reducida en la última década en más de 10 puntos, y ha anunciado movilizaciones durante la tramitación parlamentaria de los Presupuestos Generales del Estado.

Con los datos actuales, han añadido, se necesitaría un incremento salarial por encima del 3,5 por ciento en 2022, con cláusula de garantía salarial, para evitar que en 2021 y 2022 se regresara «a la senda de la pérdida de poder de compra».

El caso de los trabajadores de Baleares

En el caso de Baleares, con las subidas pendientes y las previsiones actuales, sería necesario, han apuntado, un incremento superior al 5 por ciento en 2022, para recuperar la pérdida e igualarse a los empleados públicos del resto del Estado.

Según han señalado, en las Islas la situación es más grave porque a los empleados públicos continúan sin serles aplicada la subida aprobada del 2 por ciento en el 2020 y una parte del 0,9 por ciento de 2021. A juicio de CCOO, esta situación provocará que la deuda del Govern con sus propios empleados se perpetuará en el tiempo o incluso se incrementará.

CCOO ha acusado al Gobierno central de despreciar la negociación colectiva con una convocatoria urgente de reunión de la Mesa General de las Administraciones Públicas el 5 de octubre sin ninguna documentación.

En este sentido, el sindicato ha rechazado participar y ha criticado que el Ejecutivo entienda la negociación «como un mero trámite, preceptivo por ley, justo antes de la aprobación del Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado».

«No podemos admitir este desaire a la negociación colectiva en las administraciones públicas, viviendo en una sociedad democrática», han insistido en el comunicado desde CCOO.

La organización sindical ha lamentado que el Ejecutivo central «desoiga» sus propuestas para regresar al camino de la recuperación del poder adquisitivo, la jornada de 35 horas y eliminar la tasa de reposición de efectivos para acabar con la temporalidad.

En el caso de Baleares, CCOO ha criticado que el Ejecutivo liderado por Francina Armengol «anuncie grandes resultados a nivel económico» y defienda el incremento de salarios en el sector privado pero no aplique el mismo criterio con los empleados públicos.

CCOO ha anunciado movilizaciones para tratar de modificar las intenciones gubernamentales durante el trámite parlamentario del proyecto de Ley de Presupuestos Generales para 2022.