Los presupuestos cerrados en obra pública, un problema en este momento.

Los proyectos de obra pública preocupan de forma especial a los constructores, sobre todo en el momento actual en que se empezarán a ejecutar los que se subvencionarán con los fondos europeos. La gerente de la Asociación de Constructores de Balears, Sandra Verger, explicó que se pueden sacar a licitación proyectos que ya estaban elaborados y, por tanto, con un presupuesto cerrado. «Si no se introduce ninguna modificación puede que no se finalicen o incluso que queden desiertos», advirtió.

En el caso de la obra pública, pueden pasar meses entre que se elabora un proyecto por parte de la Administración y se saca a licitación, por lo que los precios no están actualizados. Además, en el momento actual la gran volatilidad de precios, «hace casi inviable ejecutar obras con un presupuesto cerrado».

Por este motivo, los constructores reivindican sistemas de revisión de precios como ya se ha llevado a cabo en otros países. Es el caso de Italia o Francia, donde se contemplan mecanismos como la creación de un fondo de 100 millones por si el órgano de contratación no dispone de recursos económicos para hacer frente al incremento.