El acto contó con representantes del Consell, el alcalde de sa Pobla, la alcaldesa de Alcúdia y directivos de Tirme y de las empresas participantes. | Pilar Pellicer

0

Las recién estrenadas instalaciones de Fruites i Verdures Son March de sa Pobla acogieron este jueves la presentación del proyecto pionero Finhava, una plataforma tecnológica para promover la economía circular, la agricultura local y el turismo sostenible.

El Consell de Mallorca, de forma conjunta con Tirme, es el impulsor de Finhava (’finito’ en esperanto) y cuenta con el apoyo de las cadenas hoteleras Meliá Hotels Internacional, Iberostar, Riu Hotels & Resorts, Marriott International y Hotels Viva. Las empresas del sector primario implicadas son Agromallorca, Son March, Es Merca, Fruites Huguet, Al&Verd y Agrícola Dalmau, mientras que en el ámbito tecnológico y de transporte figuran Refrilog, Vottun y WDNA.

El director general de Tirme, Rafael Guinea, presentó las líneas maestras de Finhava, que definió «como una continuación de la iniciativa Hoteles Circulares que tanto éxito ha tenido». Guinea destacó que «funcionará bajo tecnología blockchain que permitirá la trazabilidad del ciclo alimentario, en el que estarán implicados los agricultores, los hoteles y la gestión de residuos».

El sistema consiste en calcular la materia orgánica que los establecimientos hoteleros producen y que viene derivada del consumo en sus instalaciones. Esta materia se transporta hasta las plantas de Tirme para ser transformada en compost ecológico, que seguidamente reciben los agricultores locales para abonar los cultivos. Uno de los aspectos más importantes en el proceso consiste en que el distribuidor adquiere los productos consumibles del agricultor por un peso equivalente a la materia orgánica creada en el primer paso del ciclo, por lo que los alimentos son reintroducidos en la cadena para cerrar así el engranaje de la economía circular. Otra novedad es que tanto los consumidores como cualquier agente implicado en la cadena podrá seguir la trazabilidad de cada producto mediante un código QR.

La presidenta del Consell, Catalina Cladera, subrayó que «Finhava es una oportunidad de evolucionar nuestro modelo, activar la transición ecológica y ser líderes en sostenibilidad. El proyecto, aún en su momento más embrionario, reafirma nuestro compromiso en lograr que Mallorca sea un referente de la economía circular».