Numerosos trabajadores del sector de la restauración están en ERTE. | ARCHIVO UH

2

Baleares ha pasado de 152.000 personas en ERTE en abril de 2020 a 17.535 en agosto de 2021, la cifra más baja registrada hasta la fecha. Así lo ha puesto de manifiesto el director general de Model Econòmic, Llorenç Pou.

En este sentido, ha precisado que esta cifra llegó a ser «muy elevada y desde agosto de 2020 se ha ido reduciendo». Además, ha precisado que en estos últimos meses hablábamos de 30.000 personas y ya ha disminuido de forma muy importante el pasado mes de agosto, llegando a la cifra más baja desde el inicio de la pandemia, con 17.535 personas en ERTE. Pou ha manifestado que «esperamos que esta cifra continúe reduciéndose».

Al principio de la crisis sanitaria, la hostelería acumulaba un 35 % de los trabajadores en ERTE y la restauración un 17 %. «Por tanto, estos dos sectores explicaban este 50 %, ha habido un viraje de la situación y la hostelería sólo representa un 7,5 % de las personas en ERTE y un 33 % son de restauración, que también incluye el ocio nocturno que está sujeto a restricciones», ha explicado el director general de Model Econòmic.

Además, ha precisado que los trabajadores fijos discontinuos no computan en los ERTE y esperan que se apruebe la prestación extraordinaria.

El conseller de Model Econòmic, Iago Negueruela, ha destacado lo beneficioso que es para Baleares que se haya aprobado prolongar la prestación extraordinaria y los ERTE hasta el 28 de febrero.

A nivel nacional, el coste que han tenido los ERTE y otras medidas, como las ayudas a autónomos, puestas en marcha para amortiguar el impacto de la pandemia en el mercado laboral supera 40.000 millones de euros.

De esta cifra, los ERTE suponen unos 27.000 millones: 7.000 millones en exoneraciones a la Seguridad Social, a los que se suman alrededor de 20.000 millones en prestaciones de desempleo que abona el Ministerio de Trabajo.