El uso de la mascarilla es obligatorio en los colegios. | Jaume Morey

6

Un grupo de padres ha iniciado una recogida de firmas contra el uso de la mascarilla en el exterior de los centros educativos: el patio, educación física o las excursiones; actualmente es obligatoria en todos los casos para los mayores de seis años.

Los padres argumentan que en Cataluña las máscaras de protección facial no son obligatorias en las actividades exteriores; mientras que en Aragón o Murcia no las tienen que llevar en Educación Física, cumpliendo con el Real Decreto estatal.

En este sentido, argumentan que la OMS desaconseja que los niños lleven mascarilla para hacer actividad física, jugar, correr y saltar en el patio; añaden que «según las sociedades científicas no se producen prácticamente contagios en el exterior».

Otro de sus argumentos es que «ni la OMS, ni UNICEF, ni el ECDC recomiendan la mascarilla generalizada en los niños de 6 a 11 años por los posibles perjuicios en la salud y el aprendizaje». Sin embargo, denuncian que «tenemos niños de 5 y 6 años llevando casi 10 horas diarias la mascarilla».

Los padres solicitantes de las firmas consideran que «la normativa para este curso escolar no es coherente con la normativa de uso de las mascarillas en los espacios exteriores públicos, ya que la sociedad hace meses que no la lleva». Además, exponen que «los niños por las tardes se pueden mezclar para hacer actividades extraescolares, jugar en las plazas, parques, calles y playas sin mascarillas y hasta se permite celebrar cumpleaños en lugares cerrados sin ventilación».

Otra de sus justificaciones que «después de un año y medio de pandemia es sabido que los niños transmiten menos el virus y la Asociación Española de Pediatría afirma que muchos de ellos son asintomáticos o lo pasan más leve que la gripe o la bronquiolitis».

También comparan la situación con lo que ocurre en otros países europeos y destacan que en Reino Unido, Irlanda, Dinamarca, Holanda, Bélgica, Suiza, Noruega o Suecia -con menores porcentajes de vacunación-, los niños van a la escuela sin mascarilla.

En su opinión, «la escuela no puede seguir con la misma normativa de septiembre de 2020. Se relajan las medidas en todos los sectores y desaparecen las restricciones nocturnas entre no convivientes. No podemos ser los más restrictivos de Europa y de España en la escuela», sostienen.