Tomeu Martí, Aina Vives, Vicent Partal, Maria Obelleiro y Martxelo Otamendi, en Es Baluard. | Laura Becerra

0

Se puede hacer periodismo en las lenguas minorizadas y hay que hacerlo sin complejos. Vicent Partal, Maria Obelleiro y Martxelo Otamendi, directores de los medios de comunicación Vilaweb, Nós Diario y Berria, respectivamente, explicaron este sábado en Palma su línea editorial y el modelo económico que les permite encarar al futuro con optimismo abanderando la información en catalán, gallego y euskera. Fue el primero de los dos actos que se organizaron en el Museu des Baluard para celebrar el 25º aniversario del dBalears en lengua catalana, una cabecera que el Grup Serra adquirió en 1984 todavía en castellano y que en 1996 transformó en Diari de Balears. La web dbalears.cat, gestionada ahora por la Associació Ona Mediterrània, celebra la efeméride batiendo su récord histórico de usuarios únicos con más de 185.000 lectores en agosto.

Tomeu Martí, director del dBalears.cat, fue el encargado de dar la bienvenida al acto. Sus palabras fueron de agradecimiento en el 25º aniversario del Diari de Balears. Felicitó al Grup Serra, mencionando al fundador Pere A. Serra y a Miquel Serra, por el «gran mérito» de haber alcanzado el cuarto de siglo de la publicación en catalán.

España y la extrema derecha

Los tres periodistas participaron en la mesa redonda titulada ‘Globalización, lenguas y medios de comunicación’ moderada por la periodista Aina Vives. Señalaron que utilizan la terminología, así como la cobertura informativa de las noticias, para «hacer país». En este sentido, las noticias de política estatal se cubren en los tres medios en la sección de Internacional. Como ejemplos de ello, Nós Diario puso a Galicia en el medallero de países de los Juegos Olímpicos y Vilaweb informa de los deportistas de los Països Catalans, tanto si compiten con el equipo español como con el francés, caso del norcatalán Martin Fourcade. Criticaron también la centralidad de los medios de comunicación de ámbito estatal.

El auge de la extrema derecha en Europa hace plantearse a los medios de comunicación cómo deben cubrir esta información y todavía no hay consensos claros. Tampoco lo hubo en la mesa redonda. Mientras que Vilaweb y Nós Diario minimizan la cobertura informativa de estos partidos, e incluso Vilaweb no entrevista a sus candidatos en las elecciones, la visión de Berria es diferente. «No soy partidario de apagón informativo para la extrema derecha. Es una realidad innegable y, desde nuestra óptica, el lector debe saber qué piensan», significó Otamendi.

Financiación y ayudas

Los tres medios se basan de forma mayoritaria en el apoyo de los suscriptores, que van en crecimiento. En este sentido, reivindicaron más ayudas para los medios en lenguas minorizadas. «La diferencia entre el PP y un gobierno progresista no pueden ser 40.000 euros», señaló el vasco en alusión a las ayudas que reciben Nós Diario en Galicia y dBalears.cat en las Islas. Berria sale en papel seis días a la semana y todos sus contenidos en la web son abiertos. Nós Diario está en los kioskos de martes a sábado y recibe «mucho menos que otros medios que le dedican al gallego un espacio residual», criticó Obelleiro. En los tres casos, su clave de éxito es pensar en sus lectores a la hora de crear su agenda propia.

Este acto reunió por primera vez en persona a Partal, Obelleiro y Otamendi. Durante la pandemia iniciaron ‘Galeuska de directores’, cartas cruzadas que publican en sus medios.
La segunda mesa redonda versó alrededor de ‘El futuro de la radio y la digitalización de los medios de comunicación’.

Las redes sociales, imprescindibles para la radio

La segunda mesa redonda, que moderó Luis Garcia, conductor del programa Som divendres en Ona Mediterrània, contó con las presentadoras de Polo de Llet, Ines Mateu; El crepuscle encén estels, Maria Antich, y 21 Botons, Marian Colmillo. Indicaron que EL ‘boom’ del podcast pasará y convenieron que las redes sociales son imprescindibles a día de hoy para hacer radio, tanto para promocionarse como para interactuar con el oyente.