Los participantes se han concentrado frente a la Delegación del Gobierno. | T. Ayuga

9

«Ha llegado el momento de decir basta ya». Son las palabras del presidente de la asociación de consumidores de Balears Consubal, Alfonso Rodríguez, en el transcurso de la protesta contra la subida del precio de la luz. Medio centenar de personas acudieron ayer por la tarde a la convocatoria de la entidad, que se llevó a cabo frente a la Delegación del Gobierno en Palma.

El coste de la electricidad en el mercado mayorista inició a mediados de julio una escalada sin precedentes y en la última semana se han vuelto a batir máximos históricos día tras día. «No son récords, son hachazos», se podía leer en los carteles de los manifestantes, así como «expropiación ya» en alusión a las grandes compañías energéticas.

«La escalada del precio de la luz supone un hachazo para las economías familiares, especialmente las más vulnerables», señaló Rodríguez, quien también valoró las medidas anunciadas por el Gobierno el pasado martes. En su opinión, si bien «van por el buen camino», son «comedidas y pensadas en el largo plazo». Explicó que los efectos no se notarán en las próximas facturas, por lo que reivindicó acciones «más contundentes e inmediatas».

Una de las propuestas de Consubal es un cambio en el sistema de fijación de precios, «algo que sí puede hacer el Gobierno». Asimismo reclaman que se incrementen las bonificaciones para los beneficiarios del bono social.

Contra las eléctricas

Las grandes compañías eléctricas no quedaron exentas de la protesta de los consumidores. «Es indecente que se dediquen a chantajear al Gobierno cuando tienen ganancias multimillonarias», dijo Rodríguez. También lanzó un mensaje al Govern balear: «Sabemos que no puede hacer mucho, pero sí tiene algo que decir y está ausente», lamentó.

Rebaja del recibo de hasta 28 euros

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) calcula que la aplicación de las medidas aprobadas por el Gobierno para contener la escalada en el recibo de la luz supondrá una reducción de entre 24,83 y 28,05 euros en la factura eléctrica de un hogar medio. Se trata de una rebaja de entre el 28% y el 33% si los precios de la electricidad se mantienen en valores similares a los actuales.