Las listas de espera, la principal queja de los usuarios de la sanidad pública. | Jaume Morey

3

La Oficina del Defensor de los Usuarios del Sistema Sanitario Público de Balears registró el año pasado 235 quejas, reclamaciones, peticiones de información, sugerencias y agradecimientos. De éstas, alrededor del 11 % del estuvieron relacionadas directamente con la COVID-19, y la gran mayoría se debieron a la demora y anulación de citas con especialistas, cirugía, pruebas diagnósticas y tratamiento en hospitales.

La consellera de Salut, Patricia Gómez, que ha visitado este jueves las instalaciones, ha agradecido las aportaciones de la población y la labor de la doctora Micaela Llull, al frente del organismo, y ha advertido que el decreto de garantía de demora seguirá suspendido durante la pandemia hasta que se pueda volver a una situación de normalidad en la actividad asistencial.

Este año, hasta el 30 de junio, se han reportado 122 trámites (106 en Mallorca, 10 en Menorca, 5 en Eivissa y 1 en Formentera). Este primer semestre los motivos principales de las reclamaciones son la demora y anulación de citas con especialistas, cirugía, pruebas diagnósticas y tratamiento en hospitales (26), las quejas relacionadas con la COVID-19 y la vacunación (24); la dificultad de acceso telefónico al centro de salud (12), el cambio de médico (7) o la disconformidad con la gestión de la incapacidad temporal (7).