Alberto, agente de la Unidad canina, con su nueva compañera. | C. Castro - CNP

1

Sisu’ es un cachorro de cocker springer spaniel de dos meses, que ya se está preparando para unirse a sus compañeros de la Unidad Canina de la Policía Nacional de Mallorca dedicada a la detección de drogas. Llegada directamente desde un criadero de Madrid, la nueva agente canina se encuentra inmersa en el proceso de socialización y adiestramiento.

Alberto, además de su guía, se ha convertido en su inseparable compañero de trabajo y fatigas. Su amor por los animales es insuperable y no duda en emocionarse cuando habla de su ‘pequeña’.

«Ahora estamos en una fase inicial de su preparación. Tratamos que se acostumbre al ruido, a las escaleras automáticas, suelos brillantes... para que no tenga miedo en un futuro. En unos meses arrancaremos con su preparación en materia de detección de sustancias estupefacientes», comenta el agente.

Agente especial 'Sisu'
La pequeña Sisu.

La presentación oficial de la nueva agente se llevó a cabo ayer en la Jefatura Superior de Policía ante un público muy especial y agradecido, los compañeros de las diferentes unidades y mandos policiales que aprovecharon para jugar con ella y acariciarla.

Su presencia generó tan revuelo que hasta el propio jefe superior de policía, Gonzalo Espino Cruz, no pudo resistirse a cogerla y juguetear con ella.

‘Sisu’ tiene un olfato e instinto que la convierte en una de las herramientas básicas en la lucha contra el narcotráfico. Ella se sumará a los 20 compañeros de cuatro patas con los que cuenta la Policía Nacional en Balears y que se encargan de la búsqueda de personas, explosivos, droga, billetes o armas, entre otras muchas funciones.