Presión en las Urgencias. Estos servicios han sido noticia no pocas veces en verano por la cantidad de pacientes que se acumulan en sus pasillos a la espera de ingreso en planta. La situación este año es especialmente complicada. | miquel a. cañellas

5

Salut reconoce abiertamente que las Urgencias de los hospitales, en especial en Son Espases y Son Llàtzer, están tensionadas. «La situación es grave», advertía ayer el subdirector de Atenció Hospitalària del IB-Salut, Francesc Albertí Albertí.

El repunte de contagios de esta nueva ola ha provocado un incremento de más de un 12,2 % de las atenciones. Por comparar cifras, en los tres primeros días de junio se atendieron 3.100 urgencias en los hospitales y en los tres primeros de agosto fueron 3.479.

Sin embargo, el repunte de contagios no es un motivo único. «También hay otras enfermedades relacionadas con el incremento de la movilidad y la población flotante que hay en estos momentos en las Islas», reconoció Albertí. A diferencia de otras olas de la pandemia, especialmente de la primera y debido al confinamiento, se atienden «muchas otras patologías».

A esto hay que sumarle que es la época del año con más turistas y el momento en que se pidió a los profesionales que se cogieran vacaciones. Así pues, el incremento de pacientes se encuentra con una plantilla mermada pese a estar todos los efectivos disponibles contratados.

Albertí precisó que la presión más elevada se da en las UCI y en Urgencias aunque también se prevé que mejore en breve.

En este sentido, avanzó que se cree que la próxima semana empezarán a estabilizarse las hospitalizaciones por COVID-19 y a partir de la semana del 16 de agosto se verá un descenso con más altas que ingresos. Sin embargo, Albertí apeló a la prudencia, ya que la variante Delta «es mucho más contagiosa».

Ante este panorama, el experto hace un llamamiento a la ciudadanía para que respete las normativas sanitarias, ya que «es muy importante mantener el descenso de contagios que se ha iniciado y dar un respiro a los hospitales». Ayer había 428 personas ingresadas, siete más en planta que el día anterior. De éstas, 76 estaban graves en una UCI.

La incidencia acumulada a 14 días baja a los 945,2 casos por 100.000 habitantes, aunque sigue liderando el ránking español. El mismo indicador, a una semana, señala el progresivo descenso de la curva de infección.

Mientras tanto se avanza en la vacunación de la población y ya hay 667.353 personas con la pauta completa, esto es, el 64,5 % de la población diana de las Islas, mayor de 12 años.

Para dar apoyo a una campaña de vacunación nunca vista que entra en la recta final, el IB-Salut está reclutando voluntarios entre el personal médico de otras especialidades en las que se haya rebajado la actividad como es dermatología, rehabilitación, otorrinolaringología o cirugía cardíaca. Otra medida que se contempla es la captación, también voluntaria, de los MIR de primer año.

Un centenar de embarazadas acuden a la primera jornada de vacuna sin cita previa

Noventa y siete mujeres embarazadas recibieron el miércoles la primera dosis de la vacuna contra la COVID-19 en respuesta al llamamiento que hizo Salut a todas las gestantes que todavía no han sido vacunadas. Las mujeres gestantes pueden acudir sin cita a los centros de vacunación establecidos (en Mallorca son los de Son Dureta, Inca y Manacor) hasta el martes día 10 de agosto, de 16.00 a 19.00 horas. No hay contraindicaciones para la vacunación contra la COVID-19 en ninguno de los trimestres del embarazo, y se evitan complicaciones.