La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, con la presidenta del Govern, Francina Armengol, en una reciente visita a Palma. | Efe

8

El Govern balear cobrará por fin los 78 millones de euros que le debe el Gobierno desde el año 2017 en concepto de IVA atrasado. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, anunció a las comunidades autónomas que les pagará esta cantidad el año que viene, tras dos sentencias que le obligan a hacer efectivo este pago. El anuncio se hizo en la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), que reúne al Gobierno y a las comunidades autónomas.

En paralelo, la ministra comunicó que las entregas a cuenta que recibirán las Islas con cargo al sistema de financiación también aumentarán y adelantó que el Gobierno creará un fondo para compensar la pérdida de ingresos de las comunidades autónomas en 2020, que tendrá consecuencias en la liquidación que se paga en 2022.

Eso supondrá que los ingresos con cargo al sistema de financiación aumentarán el año que viene en torno a un 2,7 por ciento. Las entregas a cuenta fueron el año pasado de 2.092 millones de euros, lo que implica unos ingresos adicionales de 56 millones. Además, el Govern recibió 807 millones de euros de liquidación del año 2019 y la cifra de este año es la que por ahora se desconoce.

La consellera d’Hisenda y Relacions Exteriors, Rosario Sánchez, valoró estos «nuevos pasos» y defendió la necesidad de continuar con estas medidas de respaldo a las comunidades, tal como se había reclamado y en línea con otros fondos habilitados desde el inicio de la pandemia. «La importancia de este apoyo financiero del Gobierno de España, así como la gestión responsable que hacemos como comunidad dadas las necesidades de gasto causadas por la pandemia, son muy importantes».

Las cifras ya conocidas permitirán al Govern continuar con la elaboración de los Presupuestos para el año que viene con la tranquilidad de saber que contará con más recursos para ello.

La consellera señaló que los acuerdos del CPFFson positivos porque se mantiene el nivel de recursos del sistema de financiación, con un ligero incremento en las entregas a cuenta, ese 2,7 %, además del compromiso del Gobierno de asumir las liquidaciones negativas del sistema.

Infrafinanciación

La consellera Rosario Sánchez también incidió en la necesidad de abordar el debate sobre la adopción de medidas específicas para las comunidades con un elevado nivel de deuda generada por una infrafinanciación, como es el caso de las Balears.

También insistió en el despliegue total del Régimen Especial de las Illes Balears (REIB), incluyendo la tramitación y aprobación del régimen fiscal, puesto que tiene que contribuir a actuar como «palanca» para la reactivación y la mejora del modelo económico de las islas e incentivar la inversión pública.

Se abre el melón de la financiación

La ministra aseguró que la reforma del sistema de financiación deberá tratar de pactarse entre los dos grandes partidos y aseguró que, si cada comunidad autónoma mira solo por sus propios intereses, será muy difícil llegar a un acuerdo. La consellera Rosario Sánchez ha pedido en varias ocasiones que se inicien ya las negociaciones para que se respete el principio de ordinalidad: que quien más recauda no sea después quienes menos recibe.

LAS CLAVES:

1. Reparto de 13.486 millones más

La ministra anunció el inminente reparto de 13.486 milllones de euros a las comunidades autónomas. El Gobierno ha asumido una parte importante del déficit regional con el objetivo de «proteger» la financiación de los territorios, especialmente en momentos como los actuales, señala el Ministerio en un comunicado.

2. Más flexibilidad para el déficit

Otra de las medidas aprobadas en la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera es la relajación del límite de déficit para el año que viene. No se aplicarán las reglas fiscales para 2022, pero en el caso de las comunidades autónomas, la tasa de referencia para 2022 será del 0,6 %, lo que supone una décima menos que el cierre previsto para 2021.

3. La España que se llena, a debate

El Govern quiere poner mañana sobre la mesa las necesidades de la España que se llena, frente a la España que se vacía. La presidenta del Govern, Francina Armengol, realizará este planteamiento en la reunión que mantendrá con Pedro Sánchez y el resto de presidentes autonómicos en el marco de la Conferencia de Presidentes que se hará en Salamanca.