La plantación de dos hectáreas en la Badia de Pollença es la mayor del Mediterráneo. | REE

2

La supervivencia de los fragmentos de posidonia plantados en la Badia de Pollença desde hace más de tres años supera el 90 %.

Este proyecto, conocido como Bosc Marí, e impulsado por la Conselleria de Medi Ambient i Territori, Red Eléctrica de España (REE) y el Institut Mediterrani d’Estudis Avançats (Imedea), inició la plantación de posidonia en dos hectáreas de la Badia de Pollença en marzo de 2018 y la continuó hasta febrero de 2020.

El conseller Miquel Mir; el delegado territorial de REE en Baleares, Eduardo Maynau; y el investigador del Imedea Jorge Terrados, presentaron ayer los resultados del programa de control y seguimiento que se ha llevado a cabo y que continuará a lo largo de los próximos cuatro años. Se trata de recuperar en esas dos hectáreas la pradera de posidonia que existía antiguamente y que había acabado por degradarse.

Miquel Mir destacó que «Balears sigue siendo la única región del Mediterráneo con una normativa específica de protección de la posidonia, el decreto de 2018, de tal forma que otras comunidades ya nos toman como modelo. También somos únicos en el servicio de vigilancia de la posidonia, iniciado en 2017».

Hábitat

Jorge Terrados calificó de «muy positiva» la supervivencia de más del 90 % de la plantación efectuada en la Badia de Pollença. El investigador del Imedea apuntó que «ya contamos con plantas de tres años perfectamente enraizadas y crecen sin problemas. Si todo continúa así, es previsible que lleguen a formar una auténtica pradera. Nuestra plantación es la mayor del Mediterráneo. También cuantificaremos la recuperación de la posidonia como hábitat para otros organismos, lo que resulta muy importante para la cadena de alimentación marina. Es un auténtico laboratorio en vivo, pues vemos crecer la posidonia desde el principio, siendo objeto de tesis doctorales y de grado».

REE contribuirá a la nueva fase con 203.800 euros, que se suman al medio millón ya aportado. Eduardo Maynau subrayó la satisfacción de REE por esta iniciativa, «pues la restauración de la posidonia está resultando exitosa, la metodología es aplicable a otros lugares y también sirve para la sensibilización y la educación ambiental».

En este sentido, el delegado de REE anunció la puesta en marcha de la exposición virtual Posidonia oceanica. Descubre los bosques sumergidos de una planta única en el Mediterráneo, una muestra en 3D e interactiva para su difundir su enorme importancia.